Estrechan el cerco a infractores ambientales

Tití

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net  

E
l procedimiento de flagrancia, un instrumento judicial para juzgar sobre la marcha a los infractores de la Ley de Vida Silvestre, fue extendido a cuatro de los cinco cantones del sur de la provincia de Puntarenas, por disposición de la Corte Suprema de Justicia.

La Corte Plena aceptó una propuesta de la Comisión Nacional de Flagrancias, para extender a Osa, Golfito y Coto Brus el modelo que se venía aplicando en el cantón de Corredores. Es una buena noticia para el Área de Conservación de Osa (ACOSA) y el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC), que trabajan para evitar la sustracción de animales y plantas de reservas forestales y parques.

La disposición de la Corte Suprema cae de perlas a las autoridades, que también han venido trabajando en la elaboración de una Estrategia Nacional para el Manejo en Cautiverio de Fauna Silvestre, con el objetivo de defender a las especies protegidas.

El fiscal adjunto de flagrancias, Francisco Fonseca, capacita al personal de ACOSA, los fiscales y los procuradores, en Golfito, sobre el procedimiento de flagrancias autorizado por la Corte Suprema.

El fiscal adjunto de flagrancias, Francisco Fonseca, capacita al personal de ACOSA, fiscales y procuradores, sobre el procedimiento autorizado por la Corte Suprema.

En este proceso hacia una Estrategia Nacional, el SINAC viene trabajando con el apoyo de la Escuela de Medicina Veterinaria y el Instituto Internacional en Manejo de Vida Silvestre de la Universidad Nacional.

De acuerdo con informes del SINAC, Costa Rica no cuenta con un registro actualizado de los lugares que mantienen un manejan fauna en cautiverio. “Se conoce de la existencia de decenas de lugares que manejan animales, pero se desconoce la situación particular de cada sitio o de las especies que manejan y el número de individuos de cada una”.

En Costa Rica existen unos 30 zoológicos, zoo criaderos y centros de rescate, que han sido utilizados tradicionalmente para ubicar a los animales decomisados o rescatados, pero, de manera paralela, la sustracción de plantas y animales es algo cotidiano con lo que se enfrentan las autoridades del SINAC.

La Ley de Conservación de Vida Silvestre prohíbe la tenencia de animales silvestres en cautiverio y establece penas mínimas de 600 mil colones para quien infrinja la disposición legal. Durante el período 2000/2012, fueron decomisados 3.456 animales silvestres.

Pero, ahora, con el procedimiento de flagrancia, la implementación de la ley se vendría a dar de forma más efectiva e inmediata. “Hemos iniciado la capacitación del personal del Programa de Control de la Oficina Regional del Área de Conservación Osa, en Golfito, conjuntamente con los fiscales de los cuatro cantones del sur, el Fiscal Adjunto de Flagrancia y los procuradores, para iniciar de inmediato con el procedimiento”. “Cada infractor que se encuentre cometiendo un delito, será puesto a la orden del Fiscal de Flagrancia y en 24 horas iniciará el juicio”, dijo Etilma Morales, directora regional de ACOSA, en un comunicado que el SINAC hizo circular ayer, domingo 23 de junio de 2013.

 

Foto de entrada por cortesía del SINAC.


24 junio, 2013

Anúnciate Gratis