En el Mercado también se desbordan las pasiones

Jorge Arturo Monge Agüero.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

N
o sólo en el Concejo de Pérez Zeledón se suelen desbordar las pasiones; también en el Mercado Municipal. Y aunque el Concejo no es el colegio del que la academia pueda tomar prestado el tratado de las virtudes,  sí tiene autoridad para exigirle a la Alcaldesa que ponga fin a las trifulcas que se han vuelto comunes entre trameros.

De la Municipalidad se sabe mucho, desde que entraron en contienda los bandos que quisieron establecer un régimen absolutista y los que, por democráticos y negociadores, generaron una serie de acontecimientos que sirvieron para destituir al alcalde de entonces.

Pero del Mercado no se supo hasta ayer, dos de abril de 2013, de manera formal y pública, que existe un viejo conflicto entre los inquilinos de dos sodas. El familiar de un inquilino agrede de hecho al inquilino de otra soda, en situaciones bochornosas por las que ya nadie se quiere ni arrimar. Ni los inquilinos, por no entrar en crisis de nervios debido a esos litigios, ni los clientes por no salir eventualmente trasquilados y por  entendibles causas de decoro.

El problema es rancio y ha puesto en jaque  la capacidad de Administración Municipal desde hace algunos años; pero no ha habido más solución que la sustitución de una administradora de lo que, a decir de una regidora,  es “la ventana de lo que es el pueblo generaleño”.

Jorge Arturo Monge Agüero, presidente de la Asociación de Inquilinos del Mercado Municipal, presentó anoche una queja formal, por la situación que se viene dando, sustentada en todo un legajo de papeles que van y papeles que vienen, sin encontrar las anheladas enmiendas.

Demandó una solución definitiva, para evitar  más daños a la imagen del Mercado,  a la economía de los inquilinos, al bienestar de los clientes y, sobre todo, para conjurar el peligro de que vaya a ocurrir una situación grave, consentida por una administración permisiva.

Hay que tomar decisiones; de una vez por todas… Para eso está la administración… Si se les tiene que cancelar la patente, se les cancela la patente…  le advirtieron miembros del Concejo a la Alcaldesa. No es una orden del Concejo, pero sonó como tal.

Don Jorge, al menos, hizo lo que pudo en su condición de Presidente de la Asociación, en una sesión en que (como es característico) ya se habían perdido más de treinta minutos en encontrarle errores de forma (faltas ortográficas) a las actas municipales y en que (como es característico) una regidora tomó el micrófono una y otra y otra vez para reprochar algo y tratar de delincuentes (¿No es delincuente, acaso, el que hace cosas ilegales?) a la mayoría de los regidores, por causa de lo cual uno de ellos la trató de espíritu perverso y agente del mal.

¡Habemus concilium!

Foto de archivo: Jorge Arturo Monge Agüero (camisa amarilla) presidente de la Asociación de Inquilinos del Mercado Municipal.

3 abril, 2013

Anúnciate Gratis