Empresa generaleña va por certificado de carbono neutral

Fabián Ureña y uno de sus colaboradores.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net  

L
a limpieza y el orden que saltan a primera vista, sumados un minucioso procedimiento de enderezado y pintura que minimiza los niveles de contaminación, son una carta de presentación del Taller 3B, en sus aspiraciones por convertirse en la primera empresa costarricense de su tipo, acreedora del certificado de carbono neutral.

Se realiza un trabajo de excelencia.

Se realiza un trabajo de excelencia.

La iniciativa del joven empresario Fabián Ureña, de obtener el certificado antes de que termine el presente año 2014, no sólo es aplaudida por empresarios de todo el país que lo han estado llamando para ofrecerle su apoyo, sino que ha significado una respuesta inmediata de instituciones, empresas y particulares identificados con esfuerzo por  revertir el daño que se está causando al planeta.

El taller de enderezado y pintura 3B está ubicado en Palmares, cien metros más allá del semáforo de la estación de Riteve de Pérez Zeledón. Aspira a obtener un certificado, perfeccionando un modelo de empresa que, por tradición, se ha propuesto proteger el medio ambiente.

Fabián Ureña, administrador del Taller 3B, desde hace cinco años.

Fabián Ureña, administrador del Taller 3B, desde hace cinco años.

Es un taller donde se separan los desechos, que son entregados a la Municipalidad de Pérez Zeledón, para su debido tratamiento; y donde se intercepta  toda filtración de productos que puedan contaminar el medio ambiente.

Sólo para dar una idea, los residuos que se desprenden del lijado caen por un enrejado en contenedores; y las pinturas tradicionales con base en diluyentes químicos fueron sustituidas pinturas con base de agua, algo más caras pero mejor aceptadas –dada la reducción de elementos contaminantes- por los selectivos clientes del Taller 3B.

¿Qué ganan, con el esfuerzo y un certificado? Básicamente, el sentimiento de que nuestra empresa está cumpliendo su función con responsabilidad social, responde el administrador de la empresa. Pero también hay un beneficio paralelo, porque cada vez son más los clientes identificados con la protección del medio ambiente.

Se sustituyó la pintura de diluyentes químicos por la de agua.

Se sustituyó la pintura de diluyentes químicos por la de agua.

Como complemento a la labor que se desarrolla en el taller, la empresa también emprenderá, próximamente, otras acciones complementarias –como requisito para obtener el certificado- como la siembra de árboles o la adquisición de bonos de carbono, una forma de compensación por las emisiones que no se puedan evitar.

3B inicia operaciones como un taller modelo establecido por Baldomero Ureña Mora, padre de Fabián, en 1985. Ureña es graduado del Colegio Técnico Profesional San Isidro, en electromecánica, pero apostó al taller de enderezado y pintura.

Los residuos van a un contenedor.

Los residuos van a un contenedor.

Desde el principio, el 3B fue algo distinto al concepto de enderezado y pintura que tradicionalmente se había desarrollado en la zona, porque introdujo poliuretano y horno, materiales e instrumento  que sólo se manejaban en los mejores talleres del Valle Central.

La excelencia del trabajo –que los Ureña han realizado en torno a convicciones y valores de honestidad, honradez y esfuerzo- les ha permitido hacerse de una cartera de clientes que les confían sus vehículos particulares y sus flotillas enteras.

Pero, para lograrlo, también se han rodeado de un selecto grupo de profesionales conformado por 26 colaboradores, capacitados por el Instituto Nacional de Aprendizaje y equipados con los más modernos instrumentos tecnológicos.


26 marzo, 2014

Anúnciate Gratis