El SÍ y el NO divide a Generaleños

Imagen: El SÍ y el NO divide a Generaleños

Afloran las disyuntivas, pero hay interés en el tema

Juan Diego Jara A.
prensa@perezzeledon.net

Incertidumbre y poca efervescencia de cara el referendo del próximo 7 de octubre es el ambiente que se vive en Pérez Zeledón.

Para muchos generaleños este proceso pasó de ser un tratado comercial a un tratado político.Una entorno frío. Una que otra calcomanía en los vehículos, a favor del SÍ o del NO. Las vallas publicitarias escasas por no decir que ninguna.

Los vecinos de este valle están interesados en el tema. Sin embargo, son cautelosos pues consideran que hay poca información.

Hay grupos organizados en ambos frentes. Los del SÍ cuentan con representación tanto del Partido Liberación Nacional como de la Unidad Social Cristiana, los del NO lo componen personas de todo tipo.

Diferencias. Pérez Zeledón se caracteriza por ser un cantón de pequeños y medianos productores donde de cara a este proceso predomina el contraste – unos apoyando el tratado – otros refutándolo indiscutiblemente.

Por ejemplo, en la Unión de Productores Independientes y Actividades Varias UPIAV, hay posiciones contrapuestas entre sus agremiados. Así lo dio a conocer Vinicio Murillo, secretario general de la organización.

En la Feria del Productor Generaleño, sus agricultores no le tienen miedo al cambio. Afirman que con o sin acuerdo comercial la autonomía la mantendrán.

Las cooperativas tampoco se manifiestan, al parecer, el tema lo toman con mesura.

En cuanto a la Cámara de Ganaderos Unidos del Sur, ésta considera que el tratado fue mal negociado y por ende les perjudicará, máxime que el 85% de la producción bovina abastece el mercado local y solo el 15% se exporta.

Otro aspecto importante en el cantón generaleño es, que ninguna empresa manifiesta públicamente su posición ante el TLC. No se ven rótulos del SÍ o del No. Esto, según los grupos de campaña porque la gente se encarga de “arrancar” cualquier propaganda.

Piquetes, entrega de volantes, manifestaciones e información, con ello los grupos de campaña tanto del SÍ como del NO esperan llegar a los pueblos de cara al referendo.


Fernando Mora del SI frente PLN.

Fernando Mora, director regional de Educación en Pérez Zeledón y miembro del movimiento del SÍ por parte del Partido Liberación Nacional, afirmó que en los últimos meses han visitado comunidades rurales llevando el mensaje del porqué el TLC es beneficioso para Costa Rica.

Mora agregó que la campaña del SÍ está trabajando en el cantón. Sin embargo considera que ha faltado organización, precisamente porque en este proceso quienes participan en los grupos propagandísticos requieren estar a tiempo completo y muchos tienen sus obligaciones laborales.

Fuentes de empleo. Según Mora el pueblo costarricense debe votar a favor del TLC porque es una alternativa de desarrollo. No obstante, aclaró que sería ilusorio pensar que todos los puntos del tratado son buenos.

“Se cuestiona mucho sobre el agro, el agua, las medicinas, telecomunicaciones y los seguros, pero en un tratado de esta naturaleza hay aspectos importantes que no se pueden dejar de lado, como la generación de empleo”, acotó.

Ante la consulta de que la educación costarricense podría verse afectada con la aprobación del TLC, el Director de Educación lo considera una falacia. En relación con el tema de seguros y telecomunicaciones añadió que “los monopolios deben romperse”.


Hans Cruz del SI frente PUSC.

Por su parte Hans Cruz, del movimiento del SÍ, pero del frente Social Cristiano, aseveró que como grupo son fieles creyentes de la urgencia de este acuerdo comercial para Costa Rica.

Él indicó que en la parte organizacional trabajan arduamente con miras al 7 de octubre – tienen preparados dos píquetes – uno el 21 de setiembre y el otro está por definirse.

“La idea es que la comunidad sepa que el movimiento existe. Yo siento que se ha politizado tanto esta situación que se está olvidando dar información de lo que en blanco y negro dice el tratado”, señaló.


Carlos Salazar de la Campaña del NO.

El NO dice No. Para Carlos Salazar, del comando del NO, los generaleños ocultan su decisión de cara al referendo.

Salazar agregó que la Coordinadora Cantonal de Lucha contra el TLC se ha abocado a trabajar en los pueblos de Pérez Zeledón, llevando charlas y la información pertinente sobre por qué el NO es la opción para el país.

“Costa Rica tiene las de perder. El tratado estuvo mal negociado porque nosotros estamos entregando nuestra autonomía. Nos dicen que exportamos mucho, pero aquí quienes exportan son las mismas transnacionales radicadas en nuestro país”, dijo.

Salazar manifestó que parte de la propuesta de su grupo es que en Costa Rica se desarrolle una manera diferente de hacer los negocios “en lo interno”, abriendo nuevos mercados.
Para el NO, la salud pende de un hilo de aprobarse dicho acuerdo comercial, esto por la dinámica del mismo. Salazar ejemplicó que, los medicamentos genéricos serán difíciles de conseguir, lo cual comprometerá a la Caja Costarricense del Seguro Social CCSS en el sentido de que tendrá que esperar mucho para comprarlos.

“La CCSS no está en capacidad de obtener medicamentos patentizados. El riesgo que podría ocurrir es que se vea en necesidad de adquirir sólo los de marca y no tendría el suficiente dinero para cubrir las dos clases. La Caja no es que vaya a quebrar, lo que puede pasar es que los seguros disminuirán y quienes van a salir perjudicados serán los que menos tienen”, expresó.

Los del NO consideran de que el modelo que se pretende propiciar a través del TLC es excluyente, pues incrementará la brecha social.

Aducen que a Estados Unidos no le interesa comerciar con Costa Rica, y que viene por nuestras riquezas naturales. Por ejemplo: el agua. Además, argumentan que el tratado es un proyecto de dominación de una gran potencia.

En cuanto al tema de las telecomunicaciones, el NO cree que el tico no sabe lo que tiene, ya que en comparación con los demás países de Centroamérica este servicio es eficiente.


20 septiembre, 2007

Anúnciate Gratis