El San Isidro correrá por entre arboledas de colores

Río San Isidro.

Carlos L Monge B
prensa@perezzeledon.net

Dos empresas que tienen fincas colindantes con el río San Isidro –el Hotel Zima y CoopeAgri- ofrecieron a la Fundación Sembrando Agua acompañarla en un proyecto de reforestación y embellecimiento con árboles ornamentales.

En el proyecto también participarán otras empresas, como Tres Jotas, que suministrará el abono, y organizaciones como el Grupo Hormiga, de la Universidad Nacional, sede Pérez Zeledón, cuyos miembros se encargarán de sembrar este primer bosquecito, informó Fernando León, imaginero y pionero de la Fundación.

Existe una identificación total de Pérez Zeledón con la Fundación Sembrando Agua.

Existe una identificación total de Pérez Zeledón con la Fundación Sembrando Agua.

Conforme lo propone la Fundación, la reforestación de las márgenes del río San Isidro se realizará por sectores, en la medida en que los propietarios de las tierras colindantes tengan espacio y estén en disposición de autorizar la siembra de árboles.

Las márgenes del río San Isidro –conocido durante la colonización del Valle de El General como “Quebrada de los Chanchos”- fueron íntegramente deforestadas, en un trecho de dos kilómetros,  básicamente por causa de la urbanización.

Son pocos los árboles que sobreviven a la expansión urbanística y los desbordamientos turbulentos causados por fenómenos meteorológicos ocurridos durante las últimas décadas, como los huracanes Juana, César y Thomas.

Los más de ocho mil arbolitos se fueron como pan caliente.

Los más de ocho mil arbolitos se fueron como pan caliente.

La iniciativa de la Fundación Sembrando Agua, de reforestar y convertir las márgenes del San Isidro en una especie de parque pintoresco, viene a llenar un vacío de la Administración Municipal local, que no ha logrado iniciar la ejecución de un acuerdo adoptado  por el Concejo, con ese mismo fin, hace cinco años.

León habló sobre los primeros pasos que darán los estudiantes universitarios en las dos propiedades mencionadas, la próxima semana, durante la quinta entrega anual de arbolitos para la reforestación, realizada durante la mañana de hoy –viernes 17 de julio de 2015- en la sede brunca del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG).

Los 8.500 arbolitos –seis mil de ellos donados por la compañía PINDECO- se fueron como pan caliente. Finqueros y representantes de instituciones educativas y entidades asociativas terminaron con las existencias, entre las ocho y las diez de la mañana. Tal es la euforia que han desatado las iniciativas orientadas a la reivindicación del medio ambiente, en Pérez Zeledón.

Hoy se celebró la quinta entrega anual de arbolitos para reforestación.

Hoy se celebró la quinta entrega anual de arbolitos para reforestación.

Además de la Fundación Sembrando Agua, en el proyecto participan la Unión de Productores Independientes y Actividades Varias (Upiav), la Cámara de Ganaderos, la Oficina Ambiental Municipal, el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), PINDECO y el MAG.

PINDECO, generalmente valorada por la extensión de las fincas productivas y los agroquímicos que utiliza es, sin embargo, una empresa que viene trabajando en la compensación por el daño que pueda causar al medio ambiente, desde hace quince años.

Cuenta con áreas boscosas que suman las cinco mil hectáreas, dentro de las cuales hay reservas dedicadas a la conservación y protección de la biodiversidad. Produce, en sus viveros, 60 mil árboles anuales, para donarlos a finqueros, instituciones y asociaciones.

Más específicamente, José Joaquín Rodríguez, ejecutivo del departamento de Sistemas de Gestión de PINDECO, dijo que la empresa asumió el compromiso de donar árboles a la Fundación Sembrando Agua: 25 mil, en el presente año, de cocobolo, roble sabana, cortés amarillo, cedros, cristóbal… hijos de árboles de las reservas de la corporación.


17 julio, 2015

Anúnciate Gratis