El pueblo de Pérez Zeledón se desbordó hoy en generosidad

Mariana Beita Solís.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net  

C
onvencida de que está contribuyendo a mitigar el padecimiento que sufre su hermanito, una niña de cuatro años se sumó hoy al conglomerado de generaleñas que acudieron a donar pelo para ayudar a las personas que están siendo tratadas con quimioterapia.

“Mariana, el pelo le va a quedar muy cortito”, le dijeron. Y la niña contestó: “No importa, es que mi hermano tiene cáncer”.

El pueblo de Pérez Zeledón se desbordó en generosidad.

El pueblo de Pérez Zeledón se desbordó en generosidad.

El hermano, de seis años y medio, en efecto, padece de leucemia, confirmó Evelin Solís Araya, madre de Mariana Beita.  Lleva seis meses de tratamiento y le falta un año y medio más.

Y en ayuda del pequeño, y en apoyo de otras muchas personas que están necesitando sistemáticas transfusiones de sangre, estaban llegando centenares de personas esta mañana, simultáneamiente, a sumarse a la campaña de donación que se está desarrollando en San Isidro de El General.

Hoy, domingo 30 de marzo de 2014, Pérez Zeledón se desbordó en generosidad. Las donadoras de pelo, en el parque de San Isidro, y los donadores y donadoras de sangre en el Complejo Cultural, se formaron en largas filas, tal fue la asistencia de benefactores que acudieron al llamado del Banco Nacional de Sangre, el empresario Alejandro Acevedo y la Municipalidad de Pérez Zeledón.

Las trensas que servirán para confeccionar pelucas.

Las trenzas que servirán para confeccionar pelucas.

En el parque, todo un equipo de estilistas se integró a la campaña, que comenzó a las ocho de la mañana y que se podría extender hasta avanzadas horas de la tarde. Las mujeres, de todas las edades, esperaban en sillas ubicadas, para tal efecto, en las aceras del parque, mientras les llegaba el turno para incorporarse a la fila.

En el Auditorio Profesor Alfonso Quesada Hidalgo, del Complejo Cultural, las filas eran para registrar los nombres, para entrar al auditorio y para esperar, en el graderío, mientras los llamaban a subir al entarimado donde están ubicadas las camillas.

Pero a diferencia de los estilistas, que podrán extender la jornada hasta donde la voluntad y las fuerzas lo permitan, en el Complejo debió suspenderse la donación a las once de la mañana, por limitaciones de seguridad dictadas por la Dirección de Aviación Civil, para el vuelo de la avioneta en que será trasladada la sangre donada hasta San José.

Los estilistas sudaron hoy la gota gorda.

Los estilistas sudaron hoy la gota gorda.

La sangre es una necesidad permanente, en Costa Rica como en la mayor parte de los países, y los hospitales sólo tienen capacidad para cantidades limitadas (porque la sangre se daña en muy corto tiempo) pero el Banco Nacional de Sangre se encarga de realizar las grandes recepciones y de distribuirla en los centros donde se le esté necesitando.

Las necesidades son mayores durante las temporadas de vacaciones, debido al usual incremento de accidentes de tránsito y si bien es cierto que la sangre donada hoy podría considerarse como abundante, en caso de emergencia sólo alcanza para unas horas.


30 marzo, 2014

Anúnciate Gratis