El hijo que don Pepe dejó en El General

Imagen: El hijo que don Pepe dejó en El General

Bolívar Fallas, alias Figueres, es la fotocopia del ex presidente  

Juan Diego Jara A.
prensa@perezzeledon.net

¿Se nota el parecido?

Bolívar Fallas, alias Figueres, es muy conocido en San Isidro de El General, primero, porque quien lo ve a simple vista se da cuenta que es el fiel reflejo del mismísimo  ex presidente, segundo, porque desde hace nueve años dirige el equipo de fútbol sala Las Águilas de Pérez Zeledón.

Y es que don Bolívar, chancero de oficio, es muy querido y respetado en el valle por esa simpatía que lo caracteriza.Precisamente, por ser tan pura vida, él nos contó cómo fue que le pusieron ese apodo y la verdad es que hasta vacilona resulta la historia.

“Mi papá antes comercializaba cabuya y la llevaba a La Lucha. Una vez él no pudo ir, entonces me mandó a mí carajillo con un señor. Cuando llegué la gente se me quedaba viendo raro, todos con mucho respeto, y me preguntaban que adónde estaba mi papá. Yo les explicaba que él estaba en San Isidro, pero ellos me decían, ¿cómo… usted no es hijo del Presidente?”

El pequeño Bolívar no entendía qué estaba sucediendo, hasta que el señor que andaba con él le dijo: “Vieras qué torta, no ve que todo mundo piensa que usted es hijo de Pepe Figueres”, y a partir de ese momento, este generaleño se quedó con el mote.

Este tipazo aseveró que luego tuvo la oportunidad de conocer en persona a su supuesto padre. Cuenta que la primera vez que don Pepe lo vio quedó asombrado por el parentesco. “Apenas me vio se cagó de risa y me dijo que seguro me había dejado botado recién nacido. Son cosas muy bonitas y a mí no me molesta que me digan así, ni a mi familia”.

Fallas señaló que en su propia casa lo conocen más por Figueres que por Bolívar Fallas.  “A veces me llaman por teléfono y les da pena decirme el apodo, entonces dicen, ¿está Bolívar? y como mis papás están muy mayores responden… No, aquí no vive ningún Bolívar y al rato se acuerdan que soy yo”.

En cuanto a su oficio,  ‘Figueres’ dice que maneja una buena clientela, nunca ha quedado mal y con lo poquito que se gana colabora con el equipo.

 “Nos toca recaudar fondos mediante rifas, actividades y hasta de mi bolsillo. Aquí el comercio es muy durito para colaborar, pero hacemos la lucha”, acotó.

El técnico de Las Águilas de Pérez Zeledón comentó que aunque en ocasiones han dejado los pelos en el alambre, hubo un año en el que alcanzaron el cuarto lugar del campeonato.

¿El nombre Las Águilas? Bolívar narró que una vez estaban en una reunión y a las chiquillas les gustaba el traguillo, solo tomaban Imperial, fue entonces cuando decidieron  ponerle Las Águilas.

“Ellas han sido como mis hermanas, y gracias a Dios he tenido mucho apoyo. Yo las respeto y ellas me respetan a mí”, dijo.

Cuando le preguntamos a Bolívar ¿si está casado?, él respondió: “No, gracias a Dios no. Vivo con mis padres, ellos están muy enfermos, y yo tengo que estar encima cuidándolos, por lo que no puedo abandonar mucho la casa y menos hacerme una novia. Me dedico al trabajo, a la casa y al equipo, nada más”, concluyó el hijo postizo de don Pepe, quien reside en barrio Finca Municipal.


12 enero, 2011

Anúnciate Gratis