El fin de los cuellos de botella

Imagen: El fin de los cuellos de botella

Ampliación de puentes sobre el río San Isidro y Jilguero en Pérez Zeledón ya dio inicio  

Juan Diego Jara A.
prensa@perezzeledon.net

Los trabajos comenzaron en el puente sobre el río San Isidro. AyA debe remover tuberías de agua potable y aguas negras en el puente sobre el río Jilguero.

La ampliación de los puentes sobre el río Jilguero y San Isidro por fin llegó. Cinco años debieron pasar –desde que se amplió la vía a cinco carriles– para que estas importantes obras se hicieran. Ambos puentes funcionan hoy con apenas dos carriles, y provocan cuellos de botella en la vía de cinco carriles que se construyó en el tramo de 10 kilómetros en la carretera Interamericana.

Los trabajos se iniciaron en junio y están a cargo de la empresa Codocsa, que ganó la licitación desde el 2006. El atraso en las obras se originó porque la adjudicataria había presentado un reclamo por pérdida económica y adujo un incremento sustancial en el costo de los materiales en relación con los reajustes que se le podrían reconocer.
Esto obligó al MOPT a preparar addendums a los contratos, los cuales fueron refrendados por la Contraloría General República hasta finales del 2009, luego de dos devoluciones previas.

Héctor Fallas Hidalgo, presidente de la Cámara de Comercio de Pérez Zeledón, informó que como agrupación conformaron una comisión hace cinco años mediante la cual presionaron a las autoridades competentes para la realización de la obra.

Fallas consideró positivo que la ampliación diera inicio, sin embargo, añadió que producto de la burocracia del país la obra terminó costando ¢1,500 millones adicionales con respecto al monto original.  Esto es congruente con datos enviados por el CONAVI que arrojan las siguientes cifras: en el puente sobre el río Jilguero, cuya inversión inicial era de ¢1,056 millones, el monto del addendum fue de ¢854 millones, para un total de ¢1,911 millones.

En cuanto al puente sobre el río San Isidro, el costo inicial era de ¢894 millones, el monto del addendum fue de ¢696 millones, para un total de ¢1,591 millones.

Con este panorama, efectivamente, el monto de ambos addendums suma ¢1,500 millones, costo adicional por atrasos del Gobierno.

 “La Contraloría General de la República aprobó el comienzo de la obra a finales del año pasado. Sin embargo, la adjudicataria revisó y se percató que había cableado eléctrico y tuberías de agua potable y de aguas servidas colocadas a las orillas de los puentes que impedían emprender la ampliación”, acotó el Presidente de la Cámara de Comercio de Pérez Zeledón.

Fallas indicó que –por ese motivo– los trabajos comenzaron hasta en junio del presente año, aunque a la fecha, tanto el ICE como AyA, no han removido en su totalidad el cableado y las tuberías. Por ello Codocsa comenzó los trabajos en el puente sobre el río San Isidro, mientras AyA relocaliza la tubería en el puente sobre el río Jilguero.

“La gente está muy contenta, y se debe a la Cámara de Comercio, no a la Municipalidad. Vamos a terminar una primera obra que es importantísima, pues es el tapón de salida y entrada a nuestra ciudad. Cinco años esperamos y hay que exigir al Gobierno la construcción del bulevar en el tramo San Isidro Palmares y la construcción de puentes peatonales, ya que han muerto más de cien personas en esa vía desde que se amplió a cinco carriles”, concluyó Fallas.

En PerezZeledon.net recabaremos más información para dar a conocer  cuánto tiempo durará la ampliación y cuándo se destinarán los recursos para los demás proyectos pendientes como el bulevar y los puentes peatonales.


2 julio, 2010

Anúnciate Gratis