El estrés laboral tiene un alto costo económico para las empresas

En la película de 1999 “Office Space”, trabajadores cargados de estrés, amontonados en cubículos y despreciados por jefes incompetentes, deciden terminar con su aburrida existencia y finalmente incendian la oficina.
¿Fantasía de Hollywood? Tal vez, pero en la actualidad el estrés laboral es causa importante de depresión, otras enfermedades y violencia en el lugar de trabajo en Estados Unidos, y está en aumento, dijeron expertos.

Se estima que el estrés laboral cuesta a la industria estadounidense una impresionante cifra de 300.000 millones de dólares al año en ausentismo, costos de salud y programas para ayudar a los trabajadores a controlar el estrés, mientras aumenta el desempleo y las compañías despiden personal en lo que se conoce eufemísticamente como “reducción”.

El temor a perder el empleo a medida que la economía se estanca, o carecer de vida personal con los localizadores, los teléfonos celulares e Internet que mantienen a los empleados vinculados al trabajo 24 horas al día, tiene a los estadounidenses quejándose de dolor muscular, fatiga e incluso buscando terapia.

Los sondeos revelan que cada vez más personas llegan a la frustración o a la violencia física por las demandas diarias que enfrentan en el trabajo.

“El estrés está aumentando notablemente”, dijo Paul Rosch, presidente del Instituto del Estrés de Estados Unidos (AIS, por sus siglas en inglés), que estima que un millón de trabajadores se ausentan diariamente debido al estrés.

Las causas van desde la demanda de competencia que hay en el mercado mundial, la necesidad de estar a la par con el nuevo equipo y la tecnología moderna, así como la creciente despersonalización en el lugar de trabajo.

“Muy frustrante”

“Las personas se sientan a 1,80 metro de distancia en pequeños cubículos y nunca hablan entre sí, excepto por computadora. Uno nunca escucha una voz humana y el ‘oprima uno’ u ‘oprima tres’ es muy frustrante”, dijo Rosch por teléfono desde su oficina en Yonkers, Nueva York.

La Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo informa que más de la mitad de los 550 millones de días laborales perdidos anualmente en Estados Unidos por ausentismo se relacionan con el estrés y una de cada cinco de las inasistencias de último minuto se deben al estrés laboral.

“Estimamos (que el estrés) cuesta a la industria estadounidense 300.000 millones de dólares al año en términos de productividad reducida, movimientos de personal y seguros”, dijo Rosch de AIS.

El instituto cita una encuesta Gallup del 2000 “Attitudes in the American Workplace” (Actitudes en el lugar de trabajo en Estados Unidos), financiada por The Marlin Co., una firma estadounidense de comunicación en el lugar de trabajo.

El sondeo descubrió que el 80 por ciento de los trabajadores experimentan estrés en el trabajo y casi la mitad dice que necesita ayuda para lidiar con él.

Asimismo, reveló que un 25 por ciento de los empleados ha sentido ganas de gritar debido al estrés en el trabajo, un 14 por ciento ha experimentado deseos de pegarle a un compañero y un 10 por ciento está preocupado de que un colega pueda ponerse violento.

Según AIS, un promedio de 20 trabajadores son asesinados cada semana en Estados Unidos, lo que convierte el homicidio en la segunda causa de muerte en el lugar de trabajo.

Además del creciente estrés de la vida moderna, los estadounidenses trabajan más horas y toman menos vacaciones para relajarse, en comparación con los trabajadores de Europa o de otros lugares.

Un estudio de la Organización Internacional del Trabajo reveló que los estadounidenses trabajaron el equivalente a una semana de 40 horas más en el 2000 que 10 años antes.

Los estadounidenses trabajan casi un mes más que los japoneses y tres meses más que los alemanes, reveló.

Los estados de ánimo

El estrés puede manifestarse en diferentes formas, desde la aparición de urticaria hasta dolores de cabeza crónicos, dolor de la espalda, obesidad, insomnio y depresión, y todo contribuye a aumentar los costos en atención de la salud. Además, con frecuencia, sufre el estado emocional y anímico.

Betsy Robinson, directora del programa estratégico de desarrollo en Intracorp, una compañía médica de manejo de la incapacidad, dijo que un sondeo reciente realizado por Mercer Management Consulting reveló que aunque los problemas musculares y óseos son la causa principal de incapacidad en el lugar de trabajo, el 70 por ciento de los empleados dijo que el estrés era la causa de más rápido crecimiento.

“Es un fuerte causal de ausentismo y requiere atención”, dijo Robinson. “(…) aunque los dolores de cabeza o el insomnio pueden ser la razón de la ausencia prolongada, la causa subyacente puede ser el estrés”, agregó.

Diane Larson, consultora de asistencia de personal en Cigna Behavioral Health, una subsidiaria de la aseguradora de salud Cigna, comentó que el estrés abarca muchos aspectos, como la incertidumbre sobre el futuro, la falta de reconocimiento por parte de los empleadores, o patrones, la falta de control o las responsabilidades laborales inseguras.

Larson dijo que habla con los empleados sobre las diferentes formas para identificar el estrés y sobre los programas del instituto para prevenir o lidiar con él a nivel individual o en seminarios de bienestar.

“Hablamos de banderas rojas de alerta, como son el creciente ausentismo, la disminución en el desempeño laboral, la incapacidad para terminar tareas, o incluso llorar y enojarse por el trabajo, comentó Larson. “Es preferible la intervención temprana”, añadió.


14 Agosto, 2003

Anúnciate Gratis