El diputado Arias se retira con el aplauso de sus adversarios

María Esther Madriz.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

S
i hay algo que Pérez Zeledón deberá recordar de la gestión del diputado Gustavo Arias Navarro, será su disposición para ir abriendo puertas a los representantes de las organizaciones y las instituciones locales, para que entraran en contacto con los altos funcionarios de las instituciones públicas.

Acompañado por los diputados Ottón Solís y Marvin Atencio, la Presidenta Municipal y el presidente del Comité Ejecutivo del PAC en Pérez Zeledón.

Acompañado por los diputados Ottón Solís y Marvin Atencio, la Presidenta Municipal y el Presidente del Comité Ejecutivo del PAC en Pérez Zeledón.

Arias rindió el informe final de su gestión como diputado ayer, dos de mayo de 2014, en la sede de la Unión de Trabajadores Independientes de Pérez Zeledón (Utraipez), en San Isidro de El General, en un acto cargado de sentimiento, del que salió aplaudido por consabidos militantes de los partidos políticos opositores.

Representantes de las diversas organizaciones sociales, empresariales y cooperativas, coincidieron en destacar la labor de lo que su asesora legislativa, elevada al cargo de viceministra de Economía, Yanina Dinarte, sintetizó en “es un gran hombre; un patriota”.

Imposible hacer un recorrido por la intensa actividad de un diputado que, estando en la oposición, le fue a todas y ganó voluntades, desde su participación en comisiones tan espesas como la de Hacendarios, hasta la infinita cantidad de veces que estuvo en su Pérez Zeledón natal, presente en actividades de la más diversa índole, así en protestas sociales como en eventos deportivos, así en la búsqueda de soluciones a necesidades específicas, así en San Gerardo de Rivas como en San Isidro o Los Bajos de Saavegre.

Yanina Dinarte, viceministra de Economía designada.

Yanina Dinarte, viceministra de Economía designada.

Recordó que la Constitución Política no solo establece la obligación de los diputados de legislar, sino también de nombrar los funcionarios de diversas instituciones públicas (como la Contraloría, la Defensoría, la Aresep, etc), de ejercer el control político, de realizar una acción ciudadana y de rendir cuentas.

Participó, desde las comisiones o el plenario, en la promulgación de 410 leyes aunque recalca que la cantidad no es lo importante, sino la repercusión que puedan tener en la sociedad, como es el caso de la Ley anti tabaco, la de transparencia fiscal o la del fortalecimiento de la gestión tributaria.

Imposible mencionar en un artículo las más de cuatrocientas leyes aprobadas, contra nueve que desaprobó, aunque es preciso consignar el sentimiento de vacío que le deja no haber logrado la promulgación de dos leyes por las que luchó a capa partida: la reforma a la Banca de Desarrollo y la Reforma Fiscal, una para proveer a los pobres de recursos económicos para que emprendan o fortalezcan sus proyectos de desarrollo; la otra para meter en cintura a los grandes evasores: los de maletín, los profesionales liberales, los que ganan más de cuatro millones de colones mensuales, en esa desigual batalla en que “está científicamente comprobado que cuando se habla de reforma fiscal, son los grandes capitales pagan la publicidad para decir que los perdedores son los que menos tienen”.

Representantes de diversas organizaciones y personalidades locales.

Representantes de diversas organizaciones y personalidades locales.

A Pérez Zeledón no trajo carretillados de cemento, ni varillas de construcción, ni construyó comedores escolares; pero abrió las puertas de los ministerios, las instituciones y las embajadas a los representantes de las organizaciones locales. La puerta de la Comisión Nacional de Emergencia a la Municipalidad y al Comité Cantonal de Deportes; la de la Asamblea Legislativa a las organizaciones que gestionaron el fideicomiso cafetalero; la de la Comisión Nacional de Vialidad a la Unión Zonal de Asociaciones de Desarrollo del sector de San Gerardo de Rivas; la del Ministerio de Obras Públicas al Comité para la Seguridad Vial que consiguió semáforos para el Brasilia…

Y si su labor puede que no sea reconocida en su tierra, por falta de publicidad o animosidad política, sí lo fue por el presidente electo, Luis Guillermo Solís, quien nombró a dos de sus asesores legislativos –Welmer Ramos González y Yanina Dinarte Díaz, como ministro y viceministra de Economía.


3 mayo, 2014

Anúnciate Gratis