El dengue vuelve fuerte y renovado

Dengue, basura.

Carlos L Monge B
prensa@perezzeledon.net

Pérez Zeledón registró 27 casos de dengue, en el término de un mes –entre el quince de julio y el 15 de agosto del presente año 2015- y puede decirse que salió bien librado, si se le compara con el cantón de Corredores y la comunidad golfiteña de Puerto Jiménez.

De acuerdo con informes suministrados por  Marvin Salazar y Rafael flores, del Ministerio de Salud, la cantidad de enfermos de dengue registrados durante el breve período mencionado fue de 352 en Puerto Jiménez de Golfito y 466 en Corredores.

Transmite fiebre amarilla, dengue, chicungunya y ahora también zika.

Transmite fiebre amarilla, dengue, chicungunya y ahora también zika.

Salieron mejor librados los habitantes de Buenos Aires, Coto Brus y Osa, donde las cantidades de personas infectadas “apenas” llegaron a diecinueve, doce y 24 respectivamente.

Este repunte, ya previamente advertido mediante una alerta sanitaria emitida por el Ministerio de Salud y la Organización Panamericana de la Salud, obliga a las autoridades sanitarias a redoblar acciones, para evitar una nueva crisis. Pérez Zeledón desplazó funcionarios para reforzar la batalla en Corredores y Golfito.

Parejas de funcionarios del Ministerio de Salud –como Marvin y Rafael- recorren Pérez Zeledón casa por casa, revisando patios y galeras, para destruir los criaderos y recordarle a la gente que los mosquitos, al menos los de la familia “Aedes aegypti”, pican, contagian, mandan al hospital y sacan del juego durante una semanita, al que les quede más cerca, “sin hacer preguntas”.

El mosquito transmisor del dengue retomó fuerza y en el término de un mes se apuntó 873 casos, en la Región Brunca.

El mosquito transmisor del dengue retomó fuerza y en el término de un mes se apuntó 873 casos, en la Región Brunca.

Conceptos emitidos por ciudadanos irreverentes  y desconsiderados como: “Si yo no tiro basura, no tengo por qué juntarla” o “Jalen de aquí, pónganse a trabajar”, en nada contribuyen a mejorar las condiciones de la colectividad, ni les va a evitar una temporada de molestias físicas, cuando no mortíferas, si el criadero les queda cerca.

Con treinta años de residencia en Costa Rica, el “Aedes aegypti” y el consabido dengue tienden a convertirse en temas molestos. Pero están vigentes y hasta se renuevan: además del dengue, en sus diversas variantes e intensidades, también son portadores de fiebre amarilla, chicungunya y (una nueva) zika.

Suerte que la zika “tiene la ventaja” de los síntomas son más favorables que los de la chicungunya: la fiebre es más tolerable, la conjuntivitis, el dolor en las articulaciones y los brotes en la piel son más llevaderos. Los dolores y malestares pueden durar “apenas” entre cuatro y siete días.

Marvin Salazar y Rafael Flores. De nuevo, a recorrer casa por casa, como lo hicieron hoy en el barrio San Andrés.

Marvin Salazar y Rafael Flores. De nuevo, a recorrer casa por casa, como lo hicieron hoy en el barrio San Andrés.

¿Pero si es chicungunya? Esta enfermedad es crónica, muy dolorosa y algo fea; se cura y vuelve a aparecer; y tiene la particularidad de que cada vez que aparece, causa nuevos efectos en las articulaciones del enfermo, de manera que su cuerpo se va encogiendo.

Y todo, como diría un conocido ex candidato presidencial de origen generaleño, “por vagos”. Y por falta de aseo: “1. Limpie: pilas, canoas, estañones, baldes, bebederos de animales u otros recipientes útiles que puedan acumular agua; 2.Tape…; 3: Vuelque…: 4. Rellene…; 7.Agujeree…; 8.Entierre… Recuerde: Combatir el dengue es una responsabilidad con una solución compartida. ¡Actuemos ya!”, dice un nuevo afiche emitido por las autoridades sanitarias.


25 Agosto, 2015

Anúnciate Gratis