Edificios para dos pilares de la sociedad y la cultura

Alcaldesa Vera Corrales.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

D
os edificios institucionales en construcción, en la entrada sureste de San Isidro de El General, se convertirán en las sedes de dos pilares trascendentales para el desarrollo social y cultural de Pérez Zeledón.

Un edificio para la Escuela de Música.

Un edificio para la Escuela de Música.

Uno es el edificio de la Escuela de Música Sinfónica, un proyecto de la Universidad Nacional y de la Municipalidad de Pérez Zeledón, y el otro el Centro de Cuido y Desarrollo Infantil (Cecudi), gestionado por la Administración Municipal y financiado con dineros procedentes del Fondo de Desarrollo Social de Asignaciones Familiares (Fodesaf).

Son proyectos hermanados, tanto por el interés institucional, cuanto por las dificultades de parto. La construcción de ambos fue anunciada en noviembre de 2012 y no fue hasta mediados de julio de 2013, cuando se les comenzó a construir, tras una larga lista de contratiempos burocráticos, exigencias ambientales y, en el caso del Cecudi, también por injerencias políticas.

Ambos estarán ubicados frente a la carretera interamericana, el templo de la música en la entrada al barrio San Francisco de Asís y el Cecudi en la entrada al barrio Rosa Iris, en el distrito Daniel Flores.

Para familias pobres

El inicio de la construcción del Cecudi fue formalizado ayer, lunes 29 de julio de 2013, durante una ceremonia en que la alcaldesa Vera Corrales, la vicealcaldesa Doris Picado y el presidente de la Asociación de Desarrollo de Rosa Iris, Freddy Mora, instalaron la primera piedra.

Escolares de Rosa Iris.

Escolares de Rosa Iris.

Este Centro forma parte de la Red de Cuido, un programa de gobierno de la mandataria Laura Chinchilla, que servirá para atender las necesidades de unas 65 familias de Rosa Iris y otros barrios y caseríos aledaños, como El Clavel,  La Rosa y Los Ángeles, San Francisco, Baidambú y Dora Obando.

Se está construyendo con el objetivo de brindar atención a los pequeños de tres meses a siete años, miembros de familias comprobadamente pobres, cuyas madres necesitan apoyo para salir a trabajar y estudiar.

Será un edificio de 420 metros cuadrados, ubicado en un lote municipal de 1700 metros. Además del aporte de los recursos para el edificio, correrá por cuenta del Fodesaf el suministro de alimentos y el costo del personal, que ha de ser especializado, para la atención de los niños.

De no haber más obstáculos, el edificio deberá estar construido en el término de tres meses.

El esperado templo

La espera será mayor –unos ocho meses- para ver detallado y dar por inaugurado el edificio de la Escuela de Música Sinfónica de Pérez Zeledón, una prestigiosa entidad cuya excelencia ha rebasado las fronteras costarricenses, a pesar de venir trabajando desde su fundación, en 1994, en un derruido local esquinero del “Palacio Municipal”.

Cecudi de Rosa Iris.

Cecudi de Rosa Iris.

En noviembre de 2012, el vicerrector de la Universidad Nacional de Costa Rica, Francisco González, afirmaba que todo estaba listo para comenzar la construcción del edificio a inicios de 2013, incluyendo planos, los últimos trámites de licitación, la propiedad (que es de la UNA) y el dinero. Pero faltaba un detalle: que la edificación fue desautorizada, para evitar la tala de una arboleda.

Este imprevisto, en específico, postergó el inicio de la construcción durante dos meses adicionales, hasta que se dispuso reubicar el edificio unos metros más adentro.

Pero, con obstáculos o sin ellos ya la construcción  -que contempla una inversión de 585 millones de colones- está en marcha y la Escuela de Música Sinfónica contará con un lugar adecuado  a su condición y necesidades en el verano de 2014, para bien de una de las mayores expresiones culturales que se viven en el Valle de El General.


30 julio, 2013

Anúnciate Gratis