Drama, angustia, pánico; en el puente del Térraba

Puente del Térraba, Costa Rica.

Carlos L Monge B
prensa@perezzeledon.net

Una sensata reacción de las fuerzas antimotines desplazadas por el Gobierno de Luis Guillermo Solís a la zona sur, adoptada en el último momento, evitó lo que podría haberse convertido en el más dramático y desesperado acontecimiento que se haya visto jamás en Costa Rica.

Ante la orden de “desalojen el puente”, los padres y las madres se abrazaron a sus hijos y se afianzaron en las barandas del puente del río Térraba, con la firme convicción de lanzarse al vacío, si los agentes policiales comenzaban a hacer prisioneros, narraba en la mañana de hoy –sábado primero de agosto de 2015- un corresponsal de Radio Columbia.

Desalojados. Resabios de una historia de conflictos por la tenencia de la tierra.

Desalojados. Resabios de una historia de conflictos por la tenencia de la tierra.

El drama se presentó en el pico más álgido de los acontecimientos que se vienen presentando en Palmar Sur, cantón de Osa, desde la madrugada del pasado martes, en que la policía comenzó a desalojar a un centenar de familias establecidas en fincas diversas fincas del sector, en cumplimiento de órdenes judiciales.

Los líderes de los agricultores han venido demandando la presencia de funcionarios gubernamentales con poder de decisión, para encontrar una salida al conflicto en que se encuentran. Algunos tienen hasta treinta años de vivir en esas tierras.

Pero no han llegado funcionarios de relevancia, de ninguna institución pública, con o sin poder de decisión. La única vía de mitigación, a las necesidades de los manifestantes, es un ofrecimiento del Instituto Mixto de Ayuda Social  (IMAS) para pagarles el alquiler de viviendas, por un lapso de tres meses.

Los líderes de los agricultores llegaron a reunirse, inclusive, con miembros de una nutrida comitiva que acompañó al ministro de la Presidencia, Sergio Alfaro, por los cinco cantones de la zona sur, en el pasado mes de julio. Pero de soluciones y alternativas, nada.

Los campesinos ahora no tienen a dónde ir ni qué comer.

Los campesinos ahora no tienen a dónde ir ni qué comer.

El conflicto alcanzó intensidad el martes, en que los campesinos, iniciaron un bloqueo en el puente sobre el río Térraba. Y ya sin tierra, ni donde vivir, ni qué comer, permanecen a la intemperie sobre el puente, frente a frente con el contingente policial.

Desde entonces, han proliferado los llamados, vía redes sociales y medios de comunicación locales, para que los ciudadanos acudan con asistencia; El propio alcalde, Alberto Cole, ha estado haciendo llamados a la Defensoría de los Habitantes para acuda en respaldo de los campesinos.

La fuerza les viene, en esta situación crítica, de la Coordinadora de Lucha Sur Sur, el Comité de Lucha por las Tierras de Finca Chánguena y Cootraosa, entre otras organizaciones del sureste de Costa Rica.

El puente del Térraba, ha sido ocupado en diversas ocasiones por los agricultores y uno de sus carriles permanece cerrado desde ayer. Y aunque la Fuerza Pública se contuvo al borde del desastre, en diversas informaciones de prensa y por medio de las redes sociales, se prevé un enfrentamiento inminente.

Créditos: Imágenes de Karol, Alberto Cole y el canal de televisión local Osa Informativo.


1 agosto, 2015

Anúnciate Gratis