Docentes de Pérez Zeledón se solidarizan con colegas que enfrentan juicio

DSC00202

“Estamos apoyando a nuestros compañeros que en estos momentos están en el juicio que se lleva en su contra. Confiamos que prevalezca la sensatez en el fallo que los jueces dicten, pues de no ser así, todos los docentes vamos a salir perjudicados”. Así lo expresó a Rocío Calderón Fernández, profesora de música y representante de la Asociación de Profesores de Segunda Enseñanza (APSE) en Pérez Zeledón.

 Ella, al igual que muchos docentes del cantón, se congregaron el miércoles 1 de julio en el parque central de San Isidro de El General, en señal de apoyo a dos colegas que enfrentan un juicio en San José,  por un incidente que acaeció en la Escuela Peñas Blancas hace un año, en el cual un niño perdió la yema de su dedo cuando otro compañero cerró la  puerta del aula en dicho centro educativo.

Por ese accidente, los padres del menor demandaron a la directora y al maestro por 18 millones de colones, pues consideran que fue negligencia de ambos no haber prevenido a tiempo, dicho percance.

Para el gremio docente del cantón, la solicitud de los padres del menor es un atropello a la profesión, ya que para nadie es un secreto que controlar lo que hacen los niños en una institución educativa, es tarea imposible para cualquier docente.

“Considero que no solo nosotros vamos a salir perjudicados, sino todos los niños y jóvenes que están a nuestro cargo. Porque si se nos va a responsabilizar por todo lo que suceda, llegará el momento en que solo nos limitaremos a dar las lecciones. Entonces tampoco podremos sacar de la institución a las delegaciones representativas en el área artística, deportiva, por miedo de que les pase algo a los estudiantes o nos demanden”, acotó Calderón Fernández.

Esta profesora exhortó a los padres del niño a usar el sentido común, ya que no pueden culpar a sus compañeros por algo fortuito.


2 Julio, 2009

Anúnciate Gratis