Diputados dan el primer paso en apoyo a los caficultores

Planta afectada por roya.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

E
l proyecto de ley para la creación de un fideicomiso que contribuya a mitigar los daños causados por la roya del cafeto fue aprobado, en primer debate, ayer 17 de junio de 2013.

Una vez que el proyecto sea aprobado en segundo debate, probablemente el jueves de la presente semana y adquiera la categoría de ley, cuando lo sancione la Presidenta de la República, el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) y el Instituto del Café de Costa Rica (Icafé) podrán dar el banderazo de inicio de recuperación de los cafetales.

Aunque los diputados se dieron tiempo para atender el proyecto de creación de un fondo en fideicomiso, que forma parte de un plan integral para enfrentar la emergencia causada por la roya,  ayer tomaron la decisión por unanimidad.

Para mitigar la crisis

La ley será para la creación de un fondo de hasta por veinte mil millones de colones (40 millones de dólares) que permitirá a los agricultores adquirir créditos y readecuar deudas, para  replantar  los sectores de cafetal destruidos por la enfermedad y fortalecer los cafetales afectados parcialmente y para hacerle frente a la crítica situación económica que están viviendo sus familias.

La ministra Gloria Abraham.

La ministra Gloria Abraham.

“El fideicomiso propuesto por el Gobierno tiene como fin la atención integral de las necesidades que enfrentan los productores y las productoras de café más vulnerables, cuya producción sea igual o menor a 50 fanegas, durante las cosechas cafetaleras 2012-2013 y 2013-2014”, explica el MAG en un comunicado de prensa que hizo circular anoche.

El informe consigna declaraciones de la ministra de Agricultura, Gloria Abraham Peralta, abanderada en la lucha de los agricultores, en que manifesta su satisfacción y agradecimiento por el gesto de los legisladores. La atemorizaba la idea de que los pequeños productores se vieran obligados a abandonar la actividad cafetalera.

Abraham estuvo ayer en la Asamblea Legislativa acompañando a un grupo de representantes de los caficultores que llegaron a ejercer presión sobre los diputados. Era la primera avanzada de caficultores, en un proceso que –de no haber recibido la respuesta que esperaban- hubiera desencadenado grandes manifestaciones.

La responsabilidad de la determinación de los beneficiarios y la correcta utilización de los fondos correrán por responsabilidad del MAG y el Icafé y serán girados a cada caficultor por medio del Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS).

Los manejos de dinero

Los recursos provendrán del Ministerio de Hacienda, donaciones, transferencias y aportes económicos especiales de otras instituciones públicas o entidades privadas, autónomas o semiautónomas, entes públicos no estatales y organismos internacionales.

Parte de la idea es que entidades como el Instituto Nacional de Fomento Cooperativo (Infocoop), por ejemplo, pueda destinar recursos para ayudar a los caficultores cooperativistas  en la lucha contra la roya del cafeto.

Se calcula que sólo en la Región Brunca hay unos siete mil caficultores que sufrieron los embates de la epidemia. Fue en San Isidro de El General, justamente, por iniciativa de las organizaciones de agricultores locales, donde se comenzó a dar forma a un proyecto para mitigar el desastre  y a presionar en la búsqueda de una solución. Se partió de la presunción de que Pérez Zeledón y Coto Brus eran los cantones más afectados; pero luego se incorporó al proyecto la totalidad del país.

La ministra Abraham asumió el liderazgo y logró que, en una primera arremetida contra la enfermedad, los caficultores recibieran los productos necesarios para combatir la enfermedad.  Luego, puso su empeño en crear el fondo que permitirá a los caficultores hacer frente a algunas de sus necesidades sin abandonar los cafetales.

 

Fotos por cortesía del MAG.


18 junio, 2013

Anúnciate Gratis