Dios a veces tarda, pero nunca olvida

Rebeca Fernández Campos.

Carlos L Monge B
prensa@perezzeledon.net

Aunque pasaron años antes de que se comenzara a cumplir la profecía de un pastor cristiano, según la cual Dios le tenía reservadas grandes cosas, Rebeca Fernández Campos vive hoy una manifiesta secuencia de éxitos.

Hoy es una directora de alabanza que cumple con su sueño de llevar el mensaje de Dios a través de la música, en la iglesia Martillos de Guerra –en el barrio El Hoyón, de San Isidro de El General- que no solamente ha cantado en diversas emisoras costarricenses.

Hoy se muestra como una mujer realizada, entregada a escribir y cantar alabanzas.

Hoy se muestra como una mujer realizada, entregada a escribir y cantar alabanzas.

Quería grabar un disco y ya lo ha logrado dos veces;  ganó el aplauso de 35 mil personas, durante un congreso celebrado el 14 de marzo del presente año 2015, en el Estadio Nacional: y tiene entre sus proyecciones inmediatas presentarse en un congreso de líderes cristianos que se celebrará en Europa, en el próximo mes de julio.

La satisfacción que le depara la oportunidad de escribir y cantar canciones de alabanza  se ve complementada con el elogio de quienes tienen la oportunidad de escucharla. Gracias a sus interpretaciones con la banda de Martillos de Guerra, ya era ampliamente conocida por sus canciones “Estaré contigo”, “Los cielos se están abriendo” y “El estará aquí”.

Pero con su primer sencillo “Los cielos se están abriendo” había trascendido las fronteras, y con su más reciente disco, “Santo” ha tenido una fuerte repercusión que se aprecia en las manifestaciones de apoyo que recibe a través de las redes sociales.

“Hola, súper contenta de presentarles mi nuevo sencillo (Santo). Agradecida primeramente con Dios por cumplir cada uno de mis sueños y al productor Angelo Frilop por ser parte de esta producción. Sé que ésta canción bendecirá la vida de cada persona que la escuche y juntos adoraremos a una voz a nuestro Dios”, dice Rebeca en su perfil de Facebook.

Hace algo más de un año, sin embargo, Rebeca Fernández era prácticamente desconocida.  Había cantado en su casa y en una iglesia cristiana, pero desde hacía nueve años trataba de escribir una canción, sin que la inspiración le llegara.

Pasaron muchos años antes de que pudiera escribir la primera canción.

Pasaron muchos años antes de que pudiera escribir la primera canción.

No fue hasta una madrugada en que no podía conciliar el sueño, debido a esa sensación de vacío e insatisfacción que le causaba no poder escribir una canción, cuando le comenzó a llegar la iluminación, de una manera que le pareció sobrenatural: las palabras comenzaron a fluir, a cascadas, y así nació “Estaré contigo”.

“Estaba pasando un momento difícil; no había respuesta absolutamente de nada.  Pensaba que Dios me prometía, pero no me salía nada. Y en una madrugada, en que estaba orando, y entre lágrimas, empezó Dios a darme esta canción. Cuando Dios da una palabra se cumple. Lo estoy viendo”, testimonia Rebeca.

Esta vecina de Palmares –distrito Daniel Flores- casada y con una hija, es ama de casa. Y también escribe y canta canciones de alabanza. Una magnífica voz y un don natural le dan oportunidades que están vedadas para otras que van a las escuelas de arte.

Rebeca vive y disfruta intensamente estas oportunidades que le ha deparado la vida y destaca su mayor agradecimiento hacia el pastor que le ha abierto las puertas y hacia Dios porque le permite ser instrumento para llevar su mensaje a través de las canciones.


22 junio, 2015

Anúnciate Gratis