Desempolvan proyecto para escriturar un vecindario

Vecinos de San Francisco de Asís.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

T
odo apunta a que la Municipalidad de Pérez Zeledón y el Instituto de Desarrollo Rural ((Inder) van a hacer lo necesario para resolver un viejo conflicto por la tenencia de tierras en un vecindario del barrio San Francisco de Asís, en el distrito Daniel Flores.

Una comparecencia del comité de vecinos durante la sesión municipal de ayer –martes cuatro de febrero de 2014- generó una actitud favorable de las partes que deberán participar en la solución: la Alcaldía, el Concejo y el Inder. La solicitud propició que hoy mismo se realice una reunión entre los vecinos y el jefe de la Oficina del Instituto en Pérez Zeledón, Rodrigo Elizondo.

El vecindario nació hace 20 años.

El vecindario nació hace 20 años.

El problema es que los vecinos –sesenta y nueve familias- no tienen escriturados sus lotes, a pesar de que algunos son sus propietarios desde hace veinte años, según explicó la presidenta del Comité, María Jenif Flores a los representantes del Ayuntamiento.

El vecindario está ubicado en una finca que el Inder (antes Instituto de Desarrollo Agrario) recibió como herencia del fallido proyecto de Alcoa (Aluminium Company of America), juntamente frente a la escuela de San Francisco.

La finca fue ocupada por un grupo de vecinos, en condición precaria y de inseguridad jurídica y emocional durante años, hasta que el IDA decidió traspasarle la propiedad a la Municipalidad, para que se encargara de desarrollar un proyecto habitacional.

El vecindario está ubicado frente a la escuela de San Francisco.

El vecindario está ubicado frente a la escuela de San Francisco.

Pero luego se dieron cuenta de que el proyecto no era viable, porque la Municipalidad no puede donar terrenos a particulares, de manera que solo podría cedérsele a otra institución, en la medida que se le autorizara –como corresponde- mediante una nueva ley.

La disposición legal para devolverle la finca al IDA fue, en efecto, promulgada en 2008, y hasta los croquis de los lotes estaban listos, para orientar al topógrafo en las posteriores mediciones. Pero el proyecto se quedó estancado, hasta que los vecinos tomaron la iniciativa de solicitarle ayuda al Inder.

Pero la solución no es fácil. Los cambios al marco legal que se han dado en los últimos años le causarían al Inder  trastornos imposibles de solventar, de no ser que la Municipalidad le resuelva ciertas situaciones particulares: Que vise los lotes que tengan medidas inferiores al nuevo mínimo de 200 metros establecido por ley; y que avale la existencia de una callecilla secundaria que conecta a las dos principales del cuadrante, cuyo ancho es de menos de diez metros.

Tras la reunión de esta noche, que permitirá al Inder hacerse de información que le permita formalizar un planteamiento ante la Municipalidad, funcionarios de ambas instituciones se reunirán, en la presente semana, para irle dando forma al traspaso de fincas que permitiría la posterior titulación de los lotes.


5 febrero, 2014

Anúnciate Gratis