Decisiones gubernamentales para aliviar angustia de los cafetaleros

Café

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net  

D
os decisiones gubernamentales introducen un cambio significativo en la lucha que libran los cafetaleros costarricenses contra la roya, enfermedad que ha causado la devastación de amplios sectores de sus plantaciones: la creación de un plan de asistencia solidaria y el adelanto de las fechas para el inicio de las aplicaciones de fungicidas.

El ingeniero Henry Rojas Castro, coordinador regional de Pérez Zeledón del Instituto del Café, informó que la distribución de los fungicidas para combatir la roya del cafeto será a lo largo de la segunda quincena de abril y la primera de mayo, y no en junio, como se decía al principio.

Informó, además, que el Estado suministrará los fungicidas a los caficultores a través del Instituto del Café y el Servicio Fitosanitario, conforme lo establece el Decreto de Emergencia Fitosanitaria N° 37501-MAG, publicado el 25 de enero de 2013.

Ayer mismo, la presidenta de la República, Laura Chinchilla, firmó la autorización para crear un fidecomiso de 20 mil millones de colones, para ayudar a los pequeños productores.

Las aplicaciones de fungicidas serán durante la segunda quincena de abril y el mes de mayo.


La noticia, que debió haber alcanzado más resonancia por tratarse de una iniciativa para la solución de una desgracia económica para el sector agrícola, con severas consecuencias para la totalidad de la economía nacional, se dio a conocer al mediodía de ayer, quedó opacada por los acontecimientos que se dieron en el Vaticano, con el nombramiento del jerarca de la Iglesia Católica.

El propósito del fideicomiso es atender las necesidades de unos 40 mil pequeños productores afectados por la roya del cafeto y establecer, a futuro, un instrumento de estabilización y de fomento económico, para que los cafetaleros mejoren su competitividad.

El fideicomiso será administrado por el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG). Los fondos provendrán del Ministerio de Hacienda, aportes del Fondo de Asignaciones Familiares (FODESAF) y las donaciones que autorice la ley a instituciones públicas y privadas y organismos internacionales.

Gloria Abraham, ministra de Agricultura, dijo que mediante el fideicomiso, el Gobierno está poniendo a disposición delos cafetaleros un plan de acción integral que contempla el manejo fitosanitario de la epidemia, el fortalecimiento del plan de renovación de cafetales iniciado en agosto de 2010, un programa de divulgación y capacitación y la asistencia solidaria a los productores más vulnerables.

El fideicomiso, que debe ser aprobado por la Asamblea Legislativa, también incluye una autorización para que los bancos comerciales del Estado establezcan líneas de crédito preferenciales y procesos de adecuación de deudas a favor de los productores cafetaleros.

 

La roya ha causado la destrucción de amplios sectores cafetaleros en prácticamente todo el istmo centroamericano y el Caribe. En Costa Rica, el Gobierno emitió un decreto de emergencia fitosanitaria el 22 de enero de 2013, tras una serie de reuniones sostenidas por la ministra Abraham y representantes de las organizaciones sociales y cooperativas de Pérez Zeledón. Éstas demandaban ayuda para Pérez Zeledón y Coto Brus, por ser los cantones más afectados por la enfermedad.

El decreto es para atender la emergencia fitosanitaria, mediante un plan aplicación de fungicidas hasta por un monto de dos mil millones de colones; pero la angustia de los cafetaleros no terminaba con la protección de los cafetales que fueron quedando, porque deberían resembrar sus tierras y hacerle frente a las necesidades económicas derivadas de las deudas y la caída de la producción.

 


14 marzo, 2013

Anúnciate Gratis