Decano de la UNA: “Fue una persecución laboral en mi contra”

Imagen: Decano de la UNA: “Fue una persecución laboral en mi contra”

Voto de Sala Constitucional restituye a Calderón Fernández

Juan Diego Jara A
djara@perezzeledon.net


Miguel Calderón Fernández, decano de la UNA sede Región Brunca

El decano de la Universidad Nacional sede Región Brunca, Miguel Calderón Fernández, fue restituido, tras un año de suspensiones por directrices centrales de Heredia. Un fallo de la Sala Constitucional a su favor, le permitió reinstalarse en el puesto desde el pasado primero de noviembre.

La Sala Constitucional eliminó la suspensión por tres años en su contra y dentro del proceso continúa una demanda para la Rectoría y el Consejo Universitario. El decano afirmó que aunque existen procedimientos legales, mantendrá una relación laboral con quienes confrontó durante este tiempo.“Yo pienso que vamos a trabajar bien, cuesta entenderlo, pero en estos momentos estamos tratando de apartar lo personal con lo institucional. Conversé con el rector Olman Segura, y hubo anuencia en respetar las condiciones dadas”, acotó.

Camino de disputas


Universidad Nacional sede Región Brunca

Los hechos se remontan al 17 de mayo del 2005 cuando Calderón Fernández fue suspendido por tres meses a raíz de una serie de denuncias en su contra, emitidas por un gremio de docentes del centro universitario, quienes le achacaron irregularidades en su gestión, en la oferta académica, un viaje fuera del país, entre otros.

“Durante las elecciones en las que resulté ganador, un grupo no aceptó la derrota y encontró apoyo en miembros de Consejo Universitario y la Rectoría, quienes con la intención de intervenir la sede Brunca se unieron en contra mía”, manifestó.

El plazo se venció el 11 de agosto de ese mismo año, periodo en el que autoridades de sede central, emanaron una directriz aduciendo reorganización de la esta sede y la suspensión del decano por un año, mientras se resolvían las investigaciones.

El 13 de setiembre, la Sala Constitucional exige la reinstalación de Calderón Fernández; sin embargo, tras cuadro días de asumir funciones, el rector Olman Segura, pide otra suspensión basada en un expediente administrativo, el cual es acogido por los tribunales.

Posteriormente continuó una fuerte disputa entre las partes que, culminó hace una semana con la restitución del decano, quien actualmente asume funciones y busca limpiar su imagen. Destacó que todo se trató de una persecución laboral en su contra, oculta en una reorganización que conduce a la centralización de este centro universitario.

Considera que aunque la iniciativa se mantiene, esta tomará un rumbo diferente porque la figura del decano tiene peso. “Fiscalizaré las directrices que atenten contra la autonomía de la universidad”, concluyó.


9 noviembre, 2006

Anúnciate Gratis