David Araya regresa a la presidencia del Concejo

David Araya  Amador, Pérez Zeledón.

Carlos L Monge B
prensa@perezzeledon.net

E
l regidor David Araya Amador regresó anoche a la presidencia del sui géneris Concejo de Pérez Zeledón, en sustitución de su ex compañera de bancada, María Esther Madriz Picado, del Partido Acción Ciudadana (PAC).

No muchos se acercaron a desearle parabienes.

No muchos se acercaron a desearle parabienes.

Asume la Presidencia de un Concejo que se muestra cada vez más fatigado por los desaciertos, las imprecisiones, las acusaciones y los reproches, tras una elección en que no muchos regidores acudieron a felicitarlo y no todos se pusieron de pie durante el acto de juramentación.

Es la segunda vez que llega a sustituir a Madriz. La primera fue cuando la regidora se desempeñaba como presidenta del Concejo provisionalmente, y la segunda para llenar el vacío que ella dejó, el mes pasado, tras su renuncia como regidora. Es, además, el primer regidor que renuncia a la presidencia (abril de 2013) y después regresa.

No todos se pusieron de pie, durante el acto de juramentación.

No todos se pusieron de pie, durante el acto de juramentación.

En esta segunda ocasión -martes 3 de marzo de 2015- llega con “mejor clima” que su antecesora, si bien es cierto que alcanzó la presidencia “por la mínima”, con una votación de cuatro votos a favor, contra tres obtenidos por Roy Mora Araya, del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC). Madriz había ganado la postulación a Geinier Alvarado Guzmán (Partido Liberación Nacional), mediante el lanzamiento de una moneda.

A Araya lo postuló el regidor Lenín Navarro Gamboa, quien asumió el cargo hace apenas una semana, en sustitución de Madriz, con una breve presentación en que hizo referencia a que ya todos lo conocían. A Mora lo postuló el regidor Fernando Umaña Salas (Partido Renovación Nacional), como el regidor más moderado (menos conflictivo) del Concejo de Pérez Zeledón.

El regidor Araya asumió la presidencia a sabiendas de que le tocaba sentarse a la par de la alcaldesa Vera Corrales Blanco, a quien ayudó a llegar a la Alcaldía (mediante el ejercicio que terminó con la destitución del alcalde Luis Mendieta Escudero) y a quien hace apenas unas pocas semanas le había pedido que renunciara, debido a que se sintió engañado con la inclusión de un ajuste salarial en el presupuesto municipal para 2015.

Una regidora habla, pero no logra captar la atención de sus "compañeros".

Una regidora habla, pero no logra captar la atención de sus “compañeros”.

Aunque en tono moderado, en su primera sesión, decidió que un conflicto entre el Concejo y la Asociación de Inquilinos del Mercado Municipal (por el cual hubo severos roces durante los meses de noviembre y diciembre del año pasado y parte de enero de 2015) siguiera su curso en la vía de lo contencioso administrativo.

También debió conocer una pequeña manifestación de fuerza realizada por un grupo de vecinos de General Viejo, que acusan la existencia de una serie de desmanes que los tiene al borde de la histeria, relacionada con un bar de su comunidad; nombrar a un grupo de regidores para que busque solución a un conflicto con el Instituto de Desarrollo Rural; y cerrarle el micrófono a la regidora Kemly Jiménez Tabash, por considerar que en sus ácidas alocuciones se sale de los temas puntuales que se están tratando.

El nombramiento de Araya rige hasta el primero de mayo próximo (algo más de dos meses) fecha en que se deberá realizar una nueva elección.


4 marzo, 2015

Anúnciate Gratis