Cuando ordeñar una vaca resulta en una experiencia transformadora

Alemanes, Obra Kolping

Carlos L Monge B
prensa@perezzeledon.net

Con las facilidades que brinda Internet es posible que hoy, todos los jóvenes europeos sepan reconocer una vaca o a un campesino cogiendo café, pero es difícil imaginarlos ordeñando una vaca o palmeando una tortilla, como ha ocurrido en las semanas recientes, en Pérez Zeledón.

Ocho jóvenes alemanes –cinco mujeres y tres hombres- , en efecto, estuvieron participando, en estos meses de 2015, en las actividades propias los habitantes de diversas comunidades campesinas Los Reyes y San Juan Bosco, en el distrito Daniel Flores, el poblado de Longo Mai, en el cantón de Buenos Aires, y el modesto barrio San Andrés, en San Isidro de El General, en cumplimiento de un programa de intercambio cultural/religioso de la mundialmente extendida Obra Kolping.

La Obra Kolping es un proyecto social/religiosa extendida por sesenta países.

La Obra Kolping es un proyecto social/religiosa extendida por sesenta países.

Estuvieron a lo largo de casi dos meses, realizando diversas actividades de apoyo a las comunidades y, como corolario, fortalecieron en Pérez Zeledón y Buenos Aires la presencia de la obra del padre Kolping, hasta ver su trabajo coronado con una concurrida misa, celebrada en Los Reyes, con motivo de una jornada mundial de oración.

La presencia de los jóvenes –en lo que a intercambio cultural se refiere- no fue en balde; fue una expe-riencia riquísima, que los líderes de Kolping de Pérez Zeledón, describen gráficamente:

En San Juan Bosco “…ayudaron a Alejo, un hermano un hermano Kolping, a trasladar y trasplantar un almácigo de café para rejuvenecer su cafetal. Las plantas fueron transportadas en cestas al hombro una larga distancia a través de una arboleda y caminos resbaladizos debido a la lluvia y la topografía del te-rreno.

“Fue un trabajo  muy duro y Alejo y sus dos hermanos están muy agradecidos por el gran apoyo. Las y los jóvenes quedaron impresionados con la cantidad de trabajo tan duro que conlleva la producción de café comparado con el precio tan bajo que paga el mercado mundial….”, documenta Kolping en un comunicado de prensa.

Una de las labores realizadas durante el intercambio, fue una propuesta para fortalecer los valores. Aquí se reconoce el esfuerzo de los fundadores del barrio San Andrés.

Una de las labores realizadas durante el intercambio, fue una propuesta para fortalecer los valores. Aquí se reconoce el esfuerzo de los fundadores del barrio San Andrés.

Allá mismo, en San Juan Bosco, los jóvenes participaron en un taller para aprender a procesar el cacao y elaborar chocolates, mezclándolo con especias, dulce y semillas, y también ayudaron a sembrar un vivero. PerezZeledon.Net ya había hecho referencia a la producción de cacao, en un reciente artículo titulado “Una industria artesanal, en una casa de San Juan Bosco”.

Durante su estadía en Pérez Zeledón, estos jóvenes alemanes estuvieron chapeando, sembrando, ordeñando vacas, palmeando tortillas, horneando pan casero, jalando almácigo, trabajando (como ocurrió en San Andrés) en un proyecto dirigido a respetar al medio ambiente y fortalecer los valores, toda una experiencia que estrecha los lazos entre culturas generaleña y alemana.

La Obra Kolping es una asociación fundada por sacerdote católico Adolfo Kolping, que tiene ramificacio-nes en 60 países y cuenta con 400 mil miembros. Se ocupa de promover el desarrollo de los miembros y los enseña a trabajar, solidariamente, en la búsqueda de soluciones a sus necesidades cotidianas.


30 Octubre, 2015

Anúnciate Gratis