Creciente amenaza del SIDA, en Pérez Zeledón

Dra. Jeannette Torres, Redlovis.

Carlos L Monge B
prensa@perezzeledon.net

En medio de una característica tendencia humana a olvidar las consecuencias devastadoras de las enfermedades de transmisión sexual, la Red Local de Vigilancia de la Salud alerta sobre la creciente amenaza del SIDA, en el cantón de Pérez Zeledón.

La respuesta médica al síndrome trae como consecuencia una reducción de los índices de mortalidad, y entre la creciente cantidad de portadores del virus de inmunodeficiencia, algunos pueden convertirse en una verdadera amenaza para las personas que andan buscando aventuras sin extremar las medidas de protección necesarias.

Hay una cantidad significativa de personas que son potenciales transmisores del VIH.

Hay una cantidad significativa de personas que son potenciales transmisores del VIH.

En el Hospital Dr. Fernando Escalante Pradilla, de Pérez Zeledón, se han detectado 156 personas portadoras del virus (VIH) entre los años 2000 y 2015 y de ellas hay 46 que han fallecido y tres cuya situación es desconocida, lo que significa que hay otros 81 que se mantienen vivos, con capacidad para transmitir el mal, según datos suministrados por la doctora Jeannette Torres, de la Red de Local de Vigilancia Epidemiológica.

Pero no solamente el SIDA está teniendo una fuerte repercusión en Pérez Zeledón. También son causa de preocupación otras enfermedades venéreas  como la vaginosis, el herpes, la gonorrea y sífilis. De ahí la necesidad de que la comunidad generaleña entienda la importancia de extremar las medidas de precaución, realizarse análisis y procurarse la atención clínica. Quizás las enfermedades no sean tan mortíferas, pero son causantes de dramáticas situaciones en los ámbitos personal, familiar y social.

Los datos sobre la incidencia de las enfermedades de transmisión sexual fueron conocidos y analizados anoche (19 de agosto de 2015), en el auditorio del Escalante Pradilla, por representantes de farmacias, laboratorios, clínicas, hospitales, particulares y medios de comunicación locales.

Al foro acudieron representantes de hospitales, farmacias, clínicas y laboratorios, entre otros.

Al foro acudieron representantes de hospitales, farmacias, clínicas y laboratorios, entre otros.

Las cifras son tan preocupantes y las soluciones son tan urgentes, que se está recurriendo a una campaña que de seguro va irrumpir en el tabú de los temas sexuales y va a chocar con las mentes más conservadoras y puritanas: “Billetera, teléfono, llaves, condón. En tu día a día nunca puede faltar uno. Sin un condón nada de nada”, dice un afiche destinado a las paredes de los lugares más públicos.

La atención a la peste de las enfermedades venéreas  urge en todos lados, pero en Pérez Zeledón  (un cantón con tendencia a figurar siempre entre los primeros) la situación es alarmante. Y no se crea que los portadores de las enfermedades siempre son mayoritariamente masculinos: de los 100 casos de gonorrea detectados entre 2009 y 2014, el 76 por ciento corresponde a mujeres.

La incidencia del SIDA en Pérez Zeledón es, con mucho, superior al de los otros cinco cantones juntos.

La incidencia del SIDA en Pérez Zeledón es, con mucho, superior al de los otros cinco cantones juntos.

En caso del síndrome “estrella”, el VIH, de 150 casos analizados, 102 corresponden a habitantes de Pérez Zeledón y 12 al vecino cantón de Buenos Aires. Los demás se distribuyen entre los otros cuatro cantones de la zona sur (Osa, Corredores, Coto Brus y Golfito), “Origen desconocido” y “Otros”, de acuerdo con los informes suministrados por la Dra. Torres.

La alerta emanada por la Redlovis es para que los habitantes extremen todas las medidas de precaución, pero también para que se sometan a análisis, en el entendido de que este aporte del sistema de salud costarricense es absolutamente confidencial.

A nadie se le puede someter a un examen sin su consentimiento; y los resultados del análisis –positivo o negativo- no son dados a conocer, siquiera, al hospital, si no es sin su consentimiento. Los informes son absolutamente personales; ni por teléfono, ni por correo, ni a través de terceros.

Es mejor hacerlo, para liberarse de culpa en caso de que las pruebas resulten negativas; o para afrontar las consecuencias a tiempo.


20 Agosto, 2015

Anúnciate Gratis