Costa Ballena: paraíso de oro verde

Imagen: Costa Ballena: paraíso de oro verde

Esta zona, situada en el Pacífico Sur costarricense, muestra al mundo sus grandes riquezas naturales

Juan Diego Jara A.
prensa@perezzeledon.net


Tone Krisnansen
Lynne Atwill, turistas extranjeras, disfrutan su estadía en Costa Ballena.

El avistamiento de ballenas y delfines durante los meses de setiembre a noviembre, la exuberante flora y fauna del Parque Marino Ballena, las cavernas marinas en Playa Ventanas, las cataratas, los serpentarios, la pesca deportiva, el desove de tortugas, entre otros atractivos turísticos, convierten a Costa Ballena en un paraíso de oro verde, que debe descubrirse.

Asimismo, las decenas de hoteles con la más fina gama de servicios que incluyen los tours de aventura, recorridos a caballo por la playa o la montaña y la práctica de actividades recreativas como buceo, snorkel y canopy, demuestran que el sitio es parte integral del cantón de Osa,  en el Pacífico Sur de Costa Rica.Eso sí, sin omitir los demás prodigiosos destinos que a nivel global encierra dicho cantón, tales como el humedal Térraba Sierpe con 32.325 hectáreas, el Parque Nacional Corcovado que protege aproximadamente a 54.539 hectáreas de bosque lluvioso húmedo y 2.400 hectáreas de océano, y que de acuerdo con la revista Nacional Geographic, sostiene al 4% de la biodiversidad del mundo entero.


Montaña y mar se conjugan en este paradisiaco lugar

También las místicas esferas de piedra se unen al recuento exótico de dicho litoral que abre sus puertas al turismo local y extranjero en tiempos de recesión económica.

Orlando Castro, presidente de la Cámara de Turismo de Costa Ballena (Catucoba), comentó que el sector costero que representan agrupa tres subdestinos: Dominical, Bahía Uvita y Ojochal, que en la actualidad gozan de gran prestigio nacional e internacional.

“80 empresarios de la zona nos reunimos hace dos años y medio e integramos Catucoba y –conforme avanzó el proyecto de asfaltado de la Costanera– decidimos posicionar el sitio como destino turístico; sin embargo, consideramos que aún nos falta mucho por afianzar”, acotó Castro.

Prueba de ello fue la realización del primer Festival Costa Ballena Dominical 2009 efectuado entre abril y mayo, el cual no dejó ganancias económicas para la Cámara, mas sí utilidades en especie para Dominical.


Orlando Castro, presidente de Catucoba: “Tenemos más atractivos que Manuel Antonio, pero nos faltan vías de comunicación. Con la apertura de la Costanera nos beneficiaremos”.

“Logramos notables mejoras como la construcción de un bulevar a doble vía en la entrada a la comunidad, el arreglo de la calle y la construcción del redondel. Además hicimos la inversión de 2 millones de colones en materiales eléctricos y de cañería que nos beneficiará para próximos festivales”, explicó Luis García, directivo de Catucoba.

No obstante, pese a los esfuerzos de Catucoba por posicionar la zona, sus miembros consideran que urge solucionar ciertas carencias que frenan el desarrollo, y una de ellas es garantizar el suministro de agua potable en Dominical.

“Agua tenemos en abundancia, pero lo que hace falta es decisión política para que se canalice adecuadamente el líquido. Precisamente hace unos meses renunció la Asada que funcionaba aquí y Acueductos y Alcantarillados (AyA) asumió el proyecto y ha venido realizando una inversión millonaria para que a mediano plazo contemos con agua potable, pero repito, actualmente no podemos asegurar que el líquido sea 100% potable”, subrayó el presidente de Catucoba.


Pese a la crisis mundial, las construcciones no se detienen en ese litoral del pacífico

Sin embargo, Seidy Jiménez Tabash, representante de la Asociación Programas Sociales de Dominical, y miembro del Comité de Defensores Ambientales de Osa, aseveró que en Dominical poco se ha avanzado en el tema.

“Es de la misma cañería que hemos tomado toda la vida. AyA lo único que quiere es pavimentar. Por ello es que dejaron unas previstas, y la verdad es que estamos igual que antes”, detalló Jiménez.

Destrucción de franja costeña. En cuanto al daño ambiental, en la fila costeña, que denuncian agrupaciones conservacionistas y la Cámara Costarricense de la Construcción (CCC), por las  construcciones que ahí se realizan, el presidente de Catucoba afirmó que no se oponen al desarrollo, siempre y cuando este sea sostenible.

“Hay mucha especulación de parte de esas organizaciones verdes. El informe oficial del Tribunal Ambiental confirma que el 85% de las denuncias por dichas construcciones fueron infundadas”, reveló Castro.


Infraestructuras como estas abundan de Dominical a Uvita.

Catucoba es del criterio de que la Municipalidad de Osa y el Ministerio de Ambiente, Energía y Telecomunicaciones (Minaet), mantienen una vigilancia permanente en el lugar.

Proyecto sin consenso. La pavimentación de la entrada a Dominical, aprobada por el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), es uno de los proyectos que promueve Catucoba en conjunto con la Municipalidad de Osa y grupos de la zona, no obstante, hay otras agrupaciones que se oponen a la iniciativa, pues consideran que un asfaltado quita lo rústico a la playa.

Una opción que se maneja ante las diferencias de criterio es la colocación de adoquines, pero el ayuntamiento no aportaría recursos, y la comunidad tendría que asumir los costos, los cuales son onerosos. Se trata de un proyecto pendiente, sin un futuro claro.

Voz de empresarios. Manuel Valverde, propietario del Hotel Nido del Halcón, en Uvita, destacó que Costa Ballena es una zona en crecimiento, dotada de una riqueza ecológica impresionante. Sin embargo, resaltó que falta mejorar la seguridad y ofrecer mayor entretenimiento al turista.


En Playa Dominical desovan las tortugas marinas y desde el año 2000 se han liberado 10.000.

Este empresario manifestó que la crisis económica global lo está afectando severamente, por lo que con la implementación de buenos paquetes, tanto a nacionales como a foráneos, busca salir adelante en tiempos adversos.

De igual manera piensa Taylor Bruton, quien cuenta con un bar-restaurante en Dominical. Ella aseguró que la crisis la están sintiendo desde principios de año, y que ha sido notoria la ausencia de visitantes estadounidenses.

“El turismo local se mantiene, llega más gente de Europa, Australia y Canadá, pero los gringos ya no vienen”, añadió.

Luis Vargas, trabaja en una tienda de Surf, ahí en Dominical, y dijo que las ventas han bajado mucho.

Turistas extranjeros consultados por PerezZeledon.net adujeron que Costa Ballena es un paraíso exótico al que tenían planeado venir mucho antes de la crisis financiera.


Manuel Valverde, empresario.

Tal es el caso de Tone Krisnansen, de Noruega, quien afirmó que con la venta de unos apartamentos viajó a la zona. “Prefiero gastarme el dinero aquí, que perderlo en mi país por esta crisis”, relató.

Lynne Atwill, de Canadá, expresó que los costarricenses son gente amigable, y que había planeado venir hace cuatro meses. “Ya tenía el dinero, y no dudé en venirme para este mágico lugar, ya que me encanta la playa y la naturaleza”, concluyó.


Luis Vargas, vecino de Dominical.

Taylor Bruton, empresaria.

Playa Dominical es uno de los destinos más reconocidos a nivel internacional.


11 mayo, 2009

Anúnciate Gratis