Conmemoran en San Isidro inicio de la Guerra de 1948

Tres invitados de excelencia: Vladimir de la Cruz (en la tribuna), Daniel Camacho (tomando notas) y Miguel Salguero.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

N
o puede decirse que San Isidro de El General de El General era una comunidad apacible en la madrugada del 12 de marzo de 1948. Desde hacía ya algunos años corrían vientos de guerra, debido a las circunstancias políticas que se daban en San José, agravadas por repercusiones de la Segunda Guerra Mundial.

En San José se estaban dando situaciones rarísimas. El Gobierno de Rafael Ángel Calderón Guardia nacionalizó las empresas de servicios eléctricos –que ganaban dinerales a costa de los usuarios costarricenses- estableció las garantías sociales, creó el Código de Trabajo y la Caja Costarricense de Seguro Social… algo que a la vista de sus contrarios era legítimo comunismo.

La placa que recuerda la Administración durante la cual fue creada la Escuela 12 de Marzo de 1948.

La placa que recuerda la Administración durante la cual fue creada la Escuela 12 de Marzo de 1948.

Pero a los gobernantes, primero el Dr. Calderón y a continuación Teodoro Picado Michalsky, les parecía que los seguidores del popularísimo ex presidente León Cortés Castro eran, más bien, conservadores del corte de los fascistas que estaban haciendo desmanes en Europa.

Las repercusiones de la Guerra Mundial, sumadas a una larga lista de acusaciones contra las administraciones de Calderón y Picado, por nepotismo y corrupción, se extendieron a las calles y surgieron las falanges “con licencia” para atacar a los extranjeros y desbaratarles sus negocios. Entre tantos, se fue en banda el negocio que habían instalado los ramonenses Francisco Orlich Bolmarcich y José Figueres Ferrer, para vender los productos agroindustriales de la hacienda La Lucha.

Orlich, que había formado parte del grupo de Calderón Guardia, se unió al Movimiento de Liberación Nacional; Figueres, que había sido precandidato a la Presidencia de la República y hasta diputado electo por el Partido Demócrata (de León Cortés), formó casa aparte, lideró la Guerra Civil de 1948 y después entregó el Poder a Utilio Ulate, quien lo había vencido cuando ambos participaron en una elección primaria dentro del partido cortesista. ¡Cuántas cosas no se saben!

La Escuela 12 de Marzo de 1948 es una institución emblemática de Pérez Zeledón. Se le inauguró en abril de 1951.

La Escuela 12 de Marzo de 1948 es una institución emblemática de Pérez Zeledón. Se le inauguró en abril de 1951.

Por unos discursos que dijo en la radio y la fuerte oposición que venía dando contra Calderón y Picado, Figueres fue expulsado del país. Y cuando regresó, un día se comenzó a decir que tenía en su finca La Lucha un cargamento de armas para atacar a las milicias gubernamentales. Lo atacaron a él, en su casa de La Lucha; se defendió; y a los pocos días estalló la guerra, en San Isidro de El General. Ni en San José ni en San Isidro; nadie dormía tranquilo, desde hacía varios años.

Las armas estaban guardadas en el cielo raso de la casa de papá (Manuel Camacho, en el sector de Quebradas) decía hoy martes 12 de marzo de 2013, el académico Daniel Camacho, al hacer una breve referencia a los acontecimientos del 48, durante un simposio celebrado en el salón de actos de la Escuela 12 de Marzo de 1948, cuyo nombre conmemora el día en que comenzó la guerra.

Que los campesinos que nunca habían disparado un tiro ni para matar un chancho se vieron de pronto apertrechados con las mismas armas que sirvieron para liberar a la humanidad de un tal Trujillo; que el padre León les enseñó a cavar trincheras en la plaza de San Isidro, porque ellos las hacían rectas; que un güililla de catorce años llamado Miguel Salguero anduvo al hombro un fusil más grande que él. El desconcierto, el terror, el dolor, las lágrimas… Las calles de San Isidro ensangrentadas.

El simposio, que se realizó para traer a recuerdo la Guerra Civil de 1948 tuvo la presencia de tres personalidades inapelables, que se ocuparon de dictar las conferencias: el historiador Vladimir de la Cruz, el académico  Daniel Camacho y el reputado periodista y escritor Miguel Salguero.

A 65 años de la Guerra, ya son pocos los actores que van quedando y ninguno de ellos va a levantar la voz por no revivir la tragedia. Los rencores se han ido disipando y es un momento, estima Félix Barrantes, director de Gestión y Evaluación de la Calidad del Ministerio de Educación Pública (también partícipe del simposio) para que sin fanatismo, se trate de entender qué pasó y por qué. “Es la única forma de saber qué somos y por qué somos así”, expresó.

De manera que la Historia comienza aquí. Lo de antes, a título generalizado, debe verse como narraciones de experiencias.
 


12 marzo, 2013

Anúnciate Gratis