Pérez Zeledón condenado a pagar ¢1820 millones

munipz

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

L
a Municipalidad de Pérez Zeledón fue condenada por el Tribunal Ambiental Administrativo a pagar ¢1820 millones por los daños ambientales causados por el vertedero de basura de Lomas de Cocorí.

La condena recae sobre la ex alcaldesa Rosibel Ramos Madrigal, el ex alcalde Luis Mendieta Escudero y los regidores municipales, según informó en la mañana de hoy, miércoles tres de julio de 2013, Noticieros Columbia.

Ex alcaldesa Rosibel Ramos Madrigal.

Ex alcaldesa Rosibel Ramos Madrigal.

En entrevista con la directora del mismo noticiario, Nora Ruiz, la ex alcaldesa Ramos dijo esta mañana desconocer detalles  de la resolución y adelantó que se iba a comunicar con sus abogados para analizar los pasos que deberá seguir en el proceso, una vez que conozca con detalles los términos de la resolución.

De acuerdo con los informes de la emisora, el Ayuntamiento de Pérez Zeledón deberá reservar la partida especificada para pagar los daños ocasionados, “no sólo a la comunidad de Cocorí, sino a todos los ciudadanos”.

No se especificó, sin embargo, a quién hay que pagarle el dinero ni la escala de precios que utilizó el Tribunal Ambiental para valorar los daños alegados por dirigentes de la comunidad de Cocorí.

La demanda fue interpuesta contra Ramos, Mendieta y el Concejo Municipal (de dos administraciones) tras los incidentes que ocurrieron en agosto de 2011, cuando vecinos apoyados por regidores municipales de turno y otras personalidades de Pérez Zeledón, cerraron el vertedero de basura que había funcionado durante más de tres décadas en la comunidad de Cocorí.

El cierre degeneró en un zafarrancho en que la policía intentó reprimir a los manifestantes, utilizando inclusive gases lacrimógenos, y condujo a una de las más bochornosas temporadas políticas que ha vivido Pérez Zeledón y que, a la postre, dio con la destitución del alcalde Luis Mendieta.

Ex alcalde Luis Mendieta Escudero.

Ex alcalde Luis Mendieta Escudero.

Desde entonces, se agravó el tema de la disposición de los desechos sólidos que produce la comunidad de Pérez Zeledón, desde tres perspectivas: la Municipalidad no ha podido desarrollar un proyecto para el tratamiento de la basura, en una finca que reservó para tal efecto desde 1998; no ha concluido el cierre técnico del vertedero de Cocorí; y ha tenido que enviar la basura a una planta de tratamiento ubicada en Miramar de Montes de Oro, provincia de Puntarenas, a 200 kilómetros de distancia, con los costos que ello implica.

Todo un trastorno para la Municipalidad, que ha dedicado a la disposición de los desechos sólidos más tiempo que a cualquier otro tema que haya tratado; para toda la comunidad, en caso de que la resolución del Tribunal Ambiental llegue a hacerse efectiva; y para Rosibel Ramos, en sus aspiraciones políticas, como candidata a diputada por el partido Unidad Social Cristiana (PUSC).

Cocorí, o más bien algunos de sus dirigentes, reaccionaron con inusitada fuerza contra los administradores y los regidores municipales, aún cuando dos de sus principales objetivos se habían cumplido: que se cerrara el basurero (algo que lograron a medias) y que se desarrollara un proyecto de mejoras de la vecindad por un monto de 2.400 millones de colones.

Su argumento se sustenta en que, por falta de un debido cierre técnico, la basura les ha ocasionado toda una serie de inconvenientes, como la proliferación de moscas y malos olores, la filtración de lixiviados a los causes naturales de aguas, la contaminación del suelo y la eterna falta de disposición de los desechos sólidos.


3 julio, 2013

Anúnciate Gratis