Concejo inaugura el año con aparatoso bochinche

Municipalidad bochinche

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

C
omo por no faltar a la rutina que lo acredita como el gobierno local más inoperante de todos los tiempos, el Concejo de Pérez Zeledón se vio envuelto, anoche, en otro espectacular bochinche en que menudearon los insultos, la grosería,  la estridencia, las amenazas y los retos.

El zafarrancho inaugural de 2014, de ayer siete de enero de 2014, volvió a tener como protagonista estelarísima a Kemly Jiménez Tabash (PLN), una regidora que apela al derecho que le asiste –según ella lo considera- a expresar su pensamiento sin restricciones de tema y sin limitaciones de tiempo y que reprocha a la “agresión” de que se siente víctima.

Emplaza a representantes de la prensa; ellos le piden que especifique.

Emplaza a representantes de la prensa; ellos le piden que especifique.

La tragicomedia ya se veía venir cuando, al aprobar un acuerdo de comisión para autorizar una tabla de incentivos por pronto pago, la regidora volvió a utilizar su tiempo reglamentario para reprocharle a la administración que le niega las informaciones que ella le solicita.

El llamado de atención del presidente municipal interino, Geinier Alvarado, primero, y corte del audio de su micrófono después, degeneró en un típico griterío que obstaculizó el desenvolvimiento de la sesión municipal, que se dio por finalizada hacia las siete de la noche, apenas cuarenta y cinco minutos después del ya tradicional canto del himno y la invocación espiritual.

Ya, con anterioridad, Jiménez había gritado al Presidente que actuaba incorrectamente, al autorizar el ingreso de un regidor que, según ella, llegó tarde a la sesión. Con la incorporación del regidor entrante (que no había ocupado su curul porque no podía participar en la aprobación del acta anterior) la Regidora perdió el apoyo de su principal aliado, el regidor suplente Gilberto Monge (PAC).

Otra sesión municipal que terminó en escándalo.

Otra sesión municipal que terminó en escándalo.

Luego, el transcurso de la sesión se vio mayormente interrumpida con la participación de protagonistas –un regidor suplente del Movimiento Libertario y una síndica suplente del PLN- con una larga trayectoria de encontronazos en el seno del Concejo. “Venga, dígalo en cámaras si de veras se siente hombre”, gritaba la síndica al regidor.

No fue una noche buena para el Concejo de Pérez Zeledón. El Secretario General de una de las más importantes organizaciones de productores de la Región, que estuvo de visita al inicio de la sesión, había dicho que no lo llevaba nada en particular porque “no se puede contar con la Municipalidad”.

Y el director de un colegio que llegó a contarles a los regidores que, después de 15 años de luchas, su institución se encontraba a las puertas de iniciar la construcción de un gimnasio, se vio precisado a explicarles que lo que quería era que le ayudaran con la tramitología y que, a fin de cuentas, y muy específicamente, lo que pretende es “que la Municipalidad no estorbe”.

Lineth Villalobos, síndica suplente de Pejibaye (PLN), denuncia que es víctima de agresiones.

Lineth Villalobos, síndica suplente de Pejibaye (PLN), denuncia que es víctima de agresiones.

El incidente de anoche, atribuido a la regidora Jiménez Tabash, podría generar algún sentimiento de culpa, imparcialidad o injusticia, si no fuera porque la acusación de que Alvarado le estaba cercenando sus derechos, es la misma que ha formulado sistemáticamente contra David Araya, María Esther Madriz, Fernando Umaña y Manuel Alfaro, cuando a cada uno de ellos le ha correspondido presidir las sesiones municipales.

Acusaciones de persecución, de corrupción, de agresión… Acusaciones contra un Concejo supuestamente confabulado contra los intereses de la comunidad de Pérez Zeledón; contra la Administración Municipal; contra la Auditoría Municipal; contra la Secretaría Municipal, a la cual acusa de no consignar “lo que realmente ocurre en el Concejo”; y acusaciones contra la prensa.

De hecho, anoche entró en confrontación abierta con miembros de la prensa local, que le demandaron reiteradamente que dijera nombres, cuando los acusa de obedecer intereses mezquinos, de meter anuncios cuando ella habla, de tergiversar las informaciones en su contra, de no investigar lo que está ocurriendo…

Jiménez, incondicional del alcalde destituido en plebiscito (consulta que ella sigue evocando como una farsa viciada y fraudulenta) Luis Mendieta, también fue destituida el año pasado, de su cargo de presidenta municipal, por haber llevado a las sesiones hasta lo imposible. Fueron sesiones turbulentas que, por regla general, terminaban a avanzadas horas de la noche, muchas veces interrumpidas por las fuertes disputas.


8 enero, 2014

Anúnciate Gratis