Conape relega a segundo plano los estudiantes rurales

Conape, Pérez Zeledón.

Carlos L Monge B
prensa@perezzeledon.net

No hay pero que valga. La decisión del Consejo Directivo de la Comisión Nacional de Préstamos para la Educación (Conape) de cerrar la oficina de San Isidro de El General, se hará efectiva al finalizar el presente mes de octubre de 2016.

La decisión, sustentada en que la gestión de la oficina de San Isidro es mínima, si se le compara con la sede central de San José, pareciera estar echando tierra a los propósitos nacionales de descentralización institucional y a la aspiración de cualquiera de las otras regiones marginales del país de contar con oficinas que faciliten el acceso a créditos para la educación.

Una feria celebrada en mayo, en Pérez Zeledón, acerca de las bondades de Conape.

Una feria celebrada en mayo, en Pérez Zeledón, acerca de las bondades de Conape.

La oficina de San Isidro fue abierta en 2011, para facilitar los trámites de crédito a los estudiantes de los seis cantones de las regiones Brunca y De los Santos, además de Quepos y Parrita (Región Pacífico Centro) como un plan piloto de descentralización.

Se le abrió básicamente para orientar a los estudiantes en el cumplimiento de los trámites y para captar documentos de garantía a las gestiones crediticias, con una oficina y dos funcionarios. Pero el Consejo Directivo consideró como suficiente la ayuda con las gestiones que los estudiantes realicen a través de internet. Deja utilidades, pero no es tan buena como la de San José (San Pedro de Montes de Oca).

El problema es que ahora no habrá, en San Isidro, quién guíe a los estudiantes en el cumplimiento cabal de cada uno de los requisitos, con el agravante de que –cuando el respaldo de un crédito sea por medio de fiadores- tendrán que ver cómo los sacan de sus trabajos y los llevan hasta San José, para que firmen los documentos.

Una reunión con personalidades locales, para informarles que la decisión ya fue tomada y que no hay vuelta a atrás.

Una reunión con personalidades locales, para informarles que la decisión ya fue tomada y que no hay vuelta a atrás.

La comunidad generaleña se siente desairada. La búsqueda de una fórmula que permita a Conape mantener abierta una oficina abierta (que ha involucrado al Alcalde y la Vicealcaldesa, regidores, educadores y ciudadanos de la sociedad civil) han sido estériles.

El Ayuntamiento de Pérez Zeledón solicitó hace algunos meses una audiencia con el Consejo Directivo de Conape y, en su lugar, el viernes de la semana pasada (30 de setiembre de 2016) recibió una visita más o menos informal del secretario ejecutivo de la entidad. Viajó desde San José, para decir que la decisión de cerrar la oficina ya estaba tomada.

Alejandro Acevedo Silesky, el empresario local que dio la voz de alarma sobre la decisión de cierre tomada por Consejo Directivo de marzo del presente año, citó números que ratifican que la oficina ha sido rentable: “…desde el 2011 y hasta el 2015 la oficina regional tramitó 9713 gestiones y ya para el 2017 con los intereses de estos préstamos se cubrirían los gastos y dejaría una rentabilidad de 138 millones”, escribió en su perfil de Facebook.

No importa si el estudiante vive a 300 kilómetros. Si necesita, que vaya a San José.

No importa si el estudiante vive a 300 kilómetros. Si necesita, que vaya a San José.

La clausura de la Oficina de San Isidro es un revés para los estudiantes de su área de influencia. Desde su apertura, en 2011, hasta inicios de año, realizó 38 mil gestiones para un total de 2016 créditos. De no existir esa oficina, los candidatos a obtener créditos habrían tenido que ir hasta San José 38 mil veces. Treinta y ocho mil días perdidos; treinta y ocho mil viajes de ida y vuelta en autobús.

Acevedo propone una protesta masiva, en redes sociales: “Le propongo a usted que lee este comentario, usuario o no de los dineros que esta institución nos presta a nuestros hijos, para sus estudios, que hagamos uso de este medio no sólo comentando, sino reproduciendo el comentario que a partir de hoy y con la foto de la oficina regional diciendo Faltan tantos días para su cierre” .

“…el hecho de vivir en la Región más pobre del país, con menos posibilidades de estudio ,nos compromete a ser solidarios y NO permitir el cierre de la Oficina Regional”, recalca.

 

Créditos: Imágenes de la reunión por cortesía de Alejandro Acevedo y la Municipalidad de Pérez Zeledón.


2 octubre, 2016

Anúnciate Gratis