Carmen Picado: periodismo con identidad generaleña

Carmen Picado

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

A
 las puertas su graduación como periodista, y con ocho años de experiencia en el periodismo escrito y televisado, Carmen Picado vive su trabajo con pasión. Desayuna, almuerza y cena noticias; vive entre noticias.

Para Carmen, el periodismo es más que un trabajo; es un proyecto de vida y, en consecuencia, una vez que termine con la única materia que le falta para graduarse, continuará los estudios universitarios: licenciatura, doctorado… a donde las posibilidades le puedan llegar.

Carmen, del barrio Las Quebradas de San Isidro de El General, no es la primera periodista generaleña. A decir verdad, de Pérez Zeledón han salido decenas de periodistas, algunos de tanto renombre como Leonel Fernández y Jorge Valverde (ambos de Rivas, por coincidencia), pero a diferencia de Carmen, ninguno de ellos escogió su pueblo para quedarse.

Con la Presidente Laura Chinchilla.

Con la Presidente Laura Chinchilla.

De ahí que Carmen venga a establecer dos diferencias en relación con los otros periodistas generaleños: su disposición de permanecer en San Isidro, bajo la convicción de que aquí puede realizarse como periodista, y una circunstancia interesante, destacada por sus seguidores: ha venido transformando el periodismo local, tradicionalmente empírico, por un proceso de profesionalización.

Como periodista y presentadora de TV Sur Canal 14, Carmen es hoy toda una celebridad; la identifican dondequiera que se encuentre y sus seguidores se le acercan para entablar conversación. No hay inconveniente; la sonrisa que se observa en su trabajo es real, parte de su amabilidad característica.

A veces le conversan sobre sus necesidades, como buscando apoyo; a veces sobre sobre los grandes acontecimientos del día observados en los medios informativos nacionales o internacionales y de allí su convicción de que el periodista debe estar informado –aunque sea someramente- de todo lo que puede ser importante para los televidentes.

La posibilidad de estar en televisión, sin embargo, a Carmen no le llegó por casualidad o por apellido. Ha tenido que sacrificarse, tanto que, según sus propias palabras, ha tardado en alcanzar el título universitario el doble de lo contemplado en el programa. Es lo suele ocurrir a los que tienen que trabajar para poder estudiar.

En el lugar de los acontecimientos.

En el lugar de los acontecimientos.

Porque si hay alguien que ha trabajado y estudiado simultáneamente, es Carmen Picado. Lo hace desde que comenzó a caminar, en Quebradas o en San Pablo de León Cortés, cuando iba a ayudarles a los padres y hermanos a coger café. O en el colegio de León Cortés, cuando, trabajaba los sábados y los domingos en La Vaca Flaca (un restorán) para redondearse la beca que recibía del Instituto Mixto de Ayuda Social.

Pero hay dos aspectos que le ayudaron a moldear la vida: uno, el gusto por la lectura asociado a una facilidad de redacción innata y, otro, que la constante movilización de sus padres en busca de trabajo –generalmente en temporada de cogidas de café- la han ido fortaleciendo para tomar sus propias decisiones.

A fin de cuentas, Carmen siempre ha adoptado un papel de liderazgo, como cuando la llevaron –estando en octavo año- a conocer el Museo de los Niños. Se les invitó a que disfrutaran su estadía y ella armó un show al que se fueron incorporando todos. O de ocupar la Presidencia del grupo; o cuando había que ir a vender números para una rifa o entradas para un baile; o salir de bastonera.

Esa facilidad para  para relacionarse con las demás personas la fue acercando al periodismo; quería hacer algo que le permitiera comunicarse y comunicar y así fue como cumplió el deseo, de una manera más o menos sorpresiva, cuando fue a hablar con Jorge Barrantes,  funcionario de la Dirección Regional de Pérez Zeledón del Ministerio de Educación Pública, con el interés de conseguir algún trabajo.

El funcionario le aconsejó que se arrimara a Efraín Sánchez -director del periódico Estrella del Sur- para que le diera la oportunidad de practicar y el periodista le abrió las puertas, pidiéndole que le llevara tres notas por semana. Se las llevó de una vez y así lo estuvo haciendo durante los siguientes cuatro meses, hasta que quedó un espacio en la redacción. Trabajó seis años con Efraín, hasta que pasó a TV Sur Canal 14.

A lo largo de todos estos años, Carmen Picado se ha entrevistado con prácticamente todas las personalidades que han pasado por Pérez Zeledón. Así con la Presidente de la República y todos los funcionarios públicos de alto rango como con académicos y científicos del más alto relieve, como el mismísimo Franklin Chang.

Estudia en la Universidad Latina; en Estrella del Sur trabajó en revistas y periódicos; creó el programa “Un café con…” y colabora con el Canal Trece.


27 marzo, 2013

Anúnciate Gratis