Caficultores piden ayuda, la crisis es dramática

Caficultores de Pérez Zeledón.

Carlos L Monge B
prensa@perezzeledon.net

La Dirección Regional Brunca del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) se vio sorprendida, esta mañana, por la visita de decenas de caficultores del lado de Pejibaye y Platanares de Pérez Zeledón, que claman por ayuda, para mitigar los daños causados por la sequía.

La sala de reuniones de la Dirección Regional del MAG abarrotada por caficultores.

La sala de reuniones de la Dirección Regional del MAG abarrotada por caficultores.

La visita de los agricultores –anunciada el viernes de la semana anterior- llevó al director regional, Róger Montero, a solicitar permiso para ausentarse de una reunión de alto nivel, a celebrarse en la misma mañana de hoy –tres de octubre de 2016- en San José, para escuchar a los caficultores.

Para escucharlos, nada más; y para tomar los datos que serían elevados a conocimiento de la viceministra de Agricultura, Ivannia Quesada, porque a lo que apuntan los caficultores es a que se les brinde ayude económica en específico  y a readecuar sus deudas con el Banco.

Tras haber sufrido los estragos causados por la roya del cafeto, hace cinco años, los caficultores del sector sureste de Pérez Zeledón volvieron a sufrir un embate de la naturaleza que los tiene en una situación de crisis. No es usual ver a un agricultor salir a pedir ayuda.

Fueron atendidos por el Director Regional, el Secretario General de la Upiav y funcionarios del ramo.

Fueron atendidos por el Director Regional, el Secretario General de la Upiav y funcionarios del ramo.

Una inusual sequía causada por el fenómeno meteorológico conocido como El Niño, atrasó las lluvias durante mes y medio, debido a lo cual, la producción de café del presente año cayó en un 80 por ciento, destaca Marcelino Salas, uno de los caficultores.

Con esos porcentajes de pérdidas, el finquero  que producía veinte fanegas estaría rescatando cuatro; el que producía diez fanegas, dos. Y los “grandes productores”, que en algún momento llegaron a coger 400 fanegas, no estarían cosechando más que 50.

Pero los caficultores se encuentran con agravantes adicionales: uno es que del veinte por ciento de la cosecha rescatable no ha madurado un solo grano, cuando a inicios de octubre ya debieran estar recogiendo la repela, recalcó Salas.

A la espera de que los atendieran. Llegaron temprano, al MAG.

A la espera de que los atendieran. Llegaron temprano, al MAG.

El otro es que los “ricos” que producían más de cien fanegas no recibieron ayuda del Instituto Mixto de Ayuda Social ni créditos del Fondo de Fideicomiso Cafetalero, creado para enfrentar los estragos de la roya. Los productores están en la ruina; y los cogedores de café no están teniendo ingresos.

En específico, los caficultores piensan en la posibilidad de que el Gobierno de la República los indemnice, por la pérdida sufrida debido a la sequía, y que les readecúen las deudas que han contraído para rehabilitar los cafetales.

Y si bien es cierto que la Dirección Regional del MAG muestra la mejor disposición de ayudarles en sus gestiones, Róger Montero les recordó que asuntos relacionados con ayudas y financiamientos son decisiones que sólo se pueden tomar a nivel nacional.


3 octubre, 2016

Anúnciate Gratis