Caficultores ávidos de créditos para renovar las plantaciones

Cafetaleros reunidos hoy en la Casa Sinaí.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

L
a crisis causada por la roya del cafeto, en Costa Rica, dejó visible un fenómeno que en otros momentos hubiera pasado inadvertido: con una palanca y un punto de apoyo, los cafetaleros están dispuestos a disparar la agricultura a la estratosfera.

La deducción parte de una fórmula simple: el Gobierno creó un fondo en fideicomiso que contempla la concesión de créditos por un monto de 15 mil millones de colones para que un total de siete mil agricultores renueve los cafetales, pero al 14 de mayo ya había 13 solicitudes planteadas y, un mes y medio después, la suma de solicitudes de crédito se acerca a las 18 mil.

Miembros del comité local para la reactivación cafetalera, con la viceministra Paniagua.

Miembros del comité local para la reactivación cafetalera, con la viceministra Paniagua.

Esta es otra situación que afronta el gobierno de Luis Guillermo Solís, porque está en su voluntad conseguir los fondos necesarios –acaso mediante un crédito- para respaldar a los agricultores que están solicitando respaldo financiero para renovar los cafetales, según expuso hoy, lunes 30 de junio de 2014, la viceministra de Agricultura y Ganadería, Gina Paniagua.

Pero estos datos reveladores no nacen de la pobreza coyuntural que han pasado los caficultores del país; las solicitudes de crédito están siendo presentadas en momentos en que prevé un aumento de la producción cafetalera del 70 por ciento, para la cosecha 2014/2015, en relación con la cosecha anterior, de acuerdo con datos presentados por Roy Rojas, director del Instituto del Café (Icafé) para la Región Brunca.

La viceministra Paniagua se reunió hoy con los miembros del comité local creado para para la administración de los fondos en fideicomiso y con un grupo de caficultores, en la Casa Sinaí, en San Isidro de El General, para informarles sobre el proceso que el Gobierno está siguiendo para atender lo relacionado con el dinero del fideicomiso.

Luis Román Chacón, secretario general de la Upiav, recibe a la Viceministra.

Luis Román Chacón, secretario general de la Upiav, recibe a la Viceministra.

Es un asunto de grandes proporciones que el Gobierno encontró (de manera paralela a la huelga de educadores) estancado desde hacía un año. El 14 de mayo, en que la Viceministra acudió a su primera reunión como representante del Gobierno ante el Instituto del Café, fueron integrados dos equipos de quince funcionarios, uno en el Icafé y otro en el MAG, para que aceleraran los trámites, tanto en lo relacionado con la parte del fideicomiso dedicada a ayuda social como en lo concerniente a los créditos.

La Ley que creó el Fideicomiso contemplaba la disposición de cinco mil millones de colones, para brindar a los cafetaleros en pobreza coyuntural una ayuda de trescientos mil colones, en tractos mensuales. En algunos lugares del país ya los han recibido; pero en Pérez Zeledón hay caficultores que sólo han recibido uno o a lo sumo dos y la viceministra les anunció que pronto les llegará lo que se les debe; juntos en el caso de que se les deba más de uno.

La viceministra Paniagua dice que habrá que conseguir más dinero, para satisfacer la demanda de créditos.

La viceministra Paniagua dice que habrá que conseguir más dinero, para satisfacer la demanda de créditos.

En lo relacionado con los créditos (a una tasa subvencionada del cuatro por ciento) han sido colocados 1.500 millones en créditos, en el término de mes y medio; y el propósito del Gobierno es seguir avalando entre mil quinientos y dos mil créditos semanales, mientras duren los 15 mil millones y se consigue lo que falte.

Aunque las secuelas de la crisis que causó la roya del cafeto en 2013 aún se mantienen en muchos hogares campesinos, las cosas han cambiado, a título general. El ingeniero Rojas, del ICAFÉ, recordó que la cosecha 2013/2014 descendió un 41 por ciento con respecto a la cosecha anterior y en un 50 por ciento en relación con lo que se esperaba.

Pero para la próxima cosecha 2014/2015, se espera un aumento del 70% en relación con la cosecha anterior. Este repunte tiene que ver con el apoyo gubernamental al sector cafetalero, materializado en 313 millones de colones en fungicidas para combatir la enfermedad y, lógicamente, la respuesta de los caficultores a las gubernamentales.


30 junio, 2014

Anúnciate Gratis