Cafetaleros no bajan los brazos y van por el segundo desembolso

Café Pérez Zeledón.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

L
a afluencia de cafetaleros a las oficinas del Ministerio de Agricultura y Ganadería (Mag) y el Instituto del Café (Icafé), a confirmar su interés en un segundo crédito, ha sido buena, estima Luis Román Chacón, secretario general de la Unión de Productores Independientes y Asuntos Varios (Upiav).

Son más de cuatro mil los caficultores que solicitaron créditos, para dar un segundo impulso a la reactivación de sus fincas; pero, para obtenerlo, en mayo, han debido formalizar sus solicitudes en alguna de esas dos instituciones, para que los funcionarios realicen las inspecciones necesarias.

Pasaron una crisis y, ahora, hacen todo lo necesario para recuperarse.

Pasaron una crisis y, ahora, hacen todo lo necesario para recuperarse.

A los cafetaleros que todavía no se han acercado al Mag o al Icafé, para formalizar sus solicitudes de crédito, solamente les queda el resto de la presente semana (hasta el 14 de febrero de 2015) para hacerlo. Es necesario que lo hagan, porque un requisito previo para el segundo desembolso es la comprobación de que utilizaron correctamente la primera parte del crédito.

En procura de facilitarles los trámites, el Icafé ha tenido abierta una oficina, los viernes, en las céntricas instalaciones de la Upiav, en San Isidro de El General.

La afluencia de agricultores a las oficinas demuestra el interés de los caficultores en levantarse de la crisis que tuvieron que soportar durante los años 2012 y 2013, debido a la epidemia de roya del cafeto que causó daños a la mayoría de los cafetales y devastó por completo a muchos de ellos.

La epidemia afectó a prácticamente todos los productores de café centroamericanos y de la República Dominicana, pero la mayor intensidad fue sufrida por los cafetaleros de Pérez Zeledón y Coto Brus.

Durante la anterior cosecha hubo una significativa recuperación de la actividad cafetalera.

Durante la anterior cosecha hubo una significativa recuperación de la actividad cafetalera.

Tanta fue la crisis, que miles de caficultores se vieron en la necesidad de acercarse a recibir dineros de subsistencia, aportados por el Estado a través del Instituto Mixto de Ayuda Social (Imas), algo que parecía inconcebible, porque los campesinos costarricenses han sido históricamente reacios a recibir dádivas.

Para hacerle frente a la crisis, el Gobierno (de Laura Chinchilla) promovió la creación de un fondo en fideicomiso, para otorgar créditos, con el fin de que los productores pudieran reactivar sus cafetales.

La recuperación fue notable. La producción de la cosecha pasada 2013/2014 duplicó la del año anterior y los productores también se vieron favorecidos con un alza del precio del café en el mercado internacional.

Pero más de cuatro mil (de un total de 7000) generaleños, están optando por un segundo crédito para replantar los sectores más afectados, para podas y fertilizantes.


11 febrero, 2015

Anúnciate Gratis