Buscarán remedios al pobre índice de gestión municipal de Pérez Zeledón

Concejo de Pérez Zeledón.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

L
a Alcaldesa Vera Corrales y algunos regidores coinciden en la conveniencia de sentarse a analizar el índice de Gestión Municipal (IGM), porque la calificación de la Contraloría General de la República sigue ubicando a Pérez Zeledón en los linderos de la deficiencia.

Fuente: Contraloría General de la República.

Fuente: Contraloría General de la República.

El IGM correspondiente a 2013, publicado en el pasado mes de agosto de 2014, ubicó a Pérez Zeledón con 55,01 puntos, por encima de la mayoría de las municipalidades de Costa Rica, pero muy lejos de las mejores (Santa Ana, San Carlos y Cartago), las cuales, dicho sea de paso, tampoco alcanzan un grado de excelencia. La Municipalidad de Santa Ana, más efectiva en el cumplimiento de las labores que se le califican, apenas alcanzó el peldaño 86 en el escalafón de 100 puntos.

En Pérez Zeledón, como en la mayoría de las municipalidades del país, el gran problema está relacionado con el eje ambiental. Aquí, las calificaciones son sorprendentemente bajas en lo relacionado con el estado de los parques y el ornato, el aseo de vías y sitios públicos, la recolección de residuos, el depósito y tratamiento de los residuos. (Ver cuadro adjunto).

Estos cuatro aspectos aparecen en rojo, con puntuaciones que oscilan entre los 15,25, puntos para los parques y el ornato, y los 31,68 puntos para el depósito y tratamiento de residuos. Y entre los asuntos de mala calificación no escapa la atención de servicios y obras sociales, que apenas llegan a los 40 puntos.

El regidor Wilbert Ureña ha insistido en la necesidad de analizar el rumbo de la Municipalidad.

El regidor Wilbert Ureña ha insistido en la necesidad de analizar el rumbo de la Municipalidad.

Aunque es preciso destacar que, en la calificación de la Contraloría, Pérez Zeledón encuentra “un cierto balance”, gracias a la excelente labor que vienen realizando los muchachos de la Proveeduría (96,76 por ciento), Recursos Humanos (90,01 por ciento) y Tecnologías de la Información (87,65 por ciento).

La alcaldesa Vera Corrales explica la baja calificación en contratiempos relacionados con la recolección y disposición de los residuos sólidos, añejos, públicos, notorios y obstaculizados, hasta la imposibilidad de contar con una planta de tratamiento y disposición de la basura.

Lo más cerca que estuvo la Municipalidad de la solución al asunto de los residuos sólidos fue la disposición de una finca, en La Angostura, para darles un tratamiento adecuado; pero los obstáculos (causados por un pequeñísimo grupo de ciudadanos) fueron tantos, que el Concejo y la Alcaldía concluyeron en que era mejor abandonar el proyecto.

Lo que más afecta es el eje ambiental.

Lo que más afecta es el eje ambiental.

Parte de esa decisión, que afectó la calificación de la Contraloría, también estuvo relacionada con la devolución de un préstamo por 1.500 millones de colones que el Instituto de Fomento y Asesoría Municipal (IFAM) le había conseguido a Pérez Zeledón para que desarrollara la planta de tratamiento. Los devolvió, debido a que el proyecto estaba estancado, y eso se califica como “sub ejecución”.

Un concilio entre el Concejo y la Administración Municipal, propuesto por la presidenta, María Esther Madriz, permitiría al gobierno local encontrar rutas para mejorar el IGM; pero éste sería solo el primer paso en la intención de algunos regidores de mejorar la imagen de la Municipalidad, devastada a lo largo de cuatro años por encontronazos políticos y la ausencia de políticas y proyectos de desarrollo.


11 septiembre, 2014

Anúnciate Gratis