Bancos estatales instalarán más cajeros automáticos para mitigar filas

Imagen: Bancos estatales instalarán más cajeros automáticos para mitigar filas

Aunque, gerentes de estas entidades afirman que la solución radica en un cambio de cultura por parte de los usuarios

Juan Diego Jara A.
prensa@perezzeledon.net



En la sucursal del Banco Nacional es común encontrarse con esta fila

San Isidro de El General. Las largas filas en los cajeros automáticos de los bancos estatales de nuestra ciudad es pan de todos los días, más aún en la quincena, fines de mes y horas pico.

Por tal motivo, estas entidades públicas impulsan la ampliación de cajeros en el casco urbano, con el fin de mitigar el fenómeno que a diario sucede aquí.No obstante, los gerentes de los bancos aclararon que la colocación de más máquinas expendedoras de dinero no es la solución al problema. Por el contrario, consideran que se trata de un asunto de cultura, donde la población debe entender que la tarjeta de débito o de crédito puede utilizarse como forma de pago, sin la necesidad de acudir a un cajero automático a retirar efectivo.

Por ejemplo, en la sucursal del Banco Nacional en San Isidro, donde se producen las mayores filas, dispondrán de tres nuevos cajeros para finales del presente año, como parte de la remodelación que están realizando en la plataforma. Allí se hará un solo salón a lo interno, con una puerta de ingreso y otra de salida.

Esta institución actualmente cuenta con cuatro cajeros en diversos puntos de la ciudad, los cuales no satisfacen la creciente demanda.

Otras opciones. Daniel Rodríguez, gerente de la sucursal, señaló que están brindando otras opciones para evitar las filas, como la puesta en marcha de ‘Oficinas Vecinas’ donde los usuarios tendrán a su disposición 152 servicios, que permitirán sacar dinero en efectivo, hacer transferencias, retiros, pagos, entre otros.



Daniel Rodríguez, gerente de la sucursal del Banco Nacional en Pérez Zeledón

Estas ‘Oficinas Vecinas’ estarían funcionando, en primera instancia, en San Gerardo de Rivas, Coopeasa en San Antonio de Pejibaye, barrio Boston y varios locales comerciales de San Isidro centro.

“En esos puntos es donde la persona puede sacar los ¢2.000 que necesita. La idea es que ande menos efectivo en la calle, y que los cajeros se utilicen menos. El uso de la tarjeta permite además oportunidades para ganar premios por medio de los vouchers, por lo que es importante conservarlos”, explicó Rodríguez.

Además, el Banco Nacional está promoviendo campañas en escuelas y colegios del cantón para incentivar el ahorro en los jóvenes, así como el uso de la tarjeta.

Fenómeno cultural. Por su parte Javier Zúñiga, gerente regional de Banco de Costa Rica (BCR) en la zona sur, declaró que el fenómeno de las filas en los cajeros automáticos está focalizado en días específicos, pues muchas empresas pagan a sus trabajadores a través de las cuentas del banco.

Sin embargo, es consciente de que las filas se dan. Por ello el BCR pretende aumentar la red de cajeros en dos etapas: “En los próximos días pondremos un nuevo cajero en la Municipalidad, tenemos dos en la sucursal, y en el 2009 estaríamos implementando otros dos más en el área de parqueo. Además, contamos con uno en Plaza Monte General y próximamente con otro en la gasolinera Gasotica”, aseveró el Gerente del BCR.



En el BCR las filas también son constantes

Según Zúñiga, la cultura en Pérez Zeledón en cuanto al uso de las tarjetas de débito a nivel comercial – como medio de pago – ha venido cambiando, pero aún falta que las personas se acostumbren a retirar menos dinero de los cajeros.

“También hay una reacción de parte del comercio que sigue sin aceptar la tarjeta como medio de pago y, hasta en algunos lugares, le cobran al cliente la comisión y eso no es legal”, dijo el Gerente del BCR.

En otras palabras, en muchos locales existe la costumbre de decir al cliente que si paga con tarjeta, no hay descuento.

Banco Popular. Allí consideran que la red de cajeros con que cuentan (específicamente cinco) solventa la demanda en el casco urbano.

Diego Valverde, funcionario de esta entidad bancaria, comentó que por desconocimiento de los mismos usuarios se producen las filas.

“Nosotros mantenemos convenios con la red de cajeros ATH, los cuales cobran 0.25 dólares de comisión por consulta y 0.5 dólares por retiro. Así mismo, tenemos alianzas con los demás bancos estatales, en los que por medio de la tarjeta de débito Visa Electrón Internacional nuestros clientes pueden sacar dinero de sus cajeros”, explicó Valverde.

En síntesis. Los gerentes de los bancos estatales creen que los usuarios deben preguntarse antes de ir a un cajero automático ¿qué hacer con el dinero?, pues actualmente en los supermercados y en la mayoría de locales comerciales se puede utilizar la tarjeta como medio de pago.

No obstante, en relación con los negocios que aún no cuentan con este mecanismo electrónico, las entidades bancarias están impulsando una campaña para hacerles ver a los comerciantes la importancia de implementar el sistema.

De igual forma con los taxistas existe un plan para que cuenten con un dispositivo que permita el pago con tarjeta, acciones que se espera, sean efectivas pronto.

Todas estas intenciones son gran interés para estas instituciones, puesto que la operación de cada cajero automático les resulta onerosa, debido a que requieren traer el dinero a través de los camiones remeseros y, de esta manera, se pueden reducir los viajes.


12 Agosto, 2008

Anúnciate Gratis