Atletas de leyenda en la Carrera Don Bosco

Carrera Don Bosco II Edición, Pérez Zeledón.

Carlos L Monge B
prensa@perezzeledon.net

Dos de los máximos exponentes del atletismo costarricense de todos los tiempos –Rafael Ángel Pérez y José Luis Molina- serán los anfitriones de lujo que recibirán a los deportistas que participen en la segunda edición de la Carrera Don Bosco, que se celebrará en el próximo mes de febrero, en Pérez Zeledón.

Los organizadores esperan la participación de 500 atletas, en la próxima edición de la Carrera Don Bosco.

Los organizadores esperan la participación de 500 atletas, en la próxima edición de la Carrera Don Bosco.

Estarán saludando, animando y entregando los paquetes de implementos a los 500 atletas que los organizadores del evento esperan recibir  a las siete de la mañana del 14 de febrero de 2016, en el Centro Don Bosco, ubicado en el barrio Villa Ligia, del distrito Daniel Flores.

La Carrera Don Bosco es un evento que consta de tres actividades deportivas: una carrera competitiva de 11.5 kilómetros; una recreativa de seis kilómetros y una infantil (de 400 metros para los más pequeños y de un kilómetro para los más grandes), todo con el fin de recaudar fondos para apoyar el Oratorio, un proyecto de la Iglesia Católica para la catequesis y el esparcimiento de muchachos de bajos recursos económicos.

Los interesados en participar en el evento pueden inscribirse desde ahora en Elimar o en Repuestos Wilo, en San Isidro de El General, comunicaron miembros de la comisión organizadora. Para mayor información: William Angulo (al Tel: 8336-9116), o Dayana Vargas (al Tel: 8890-7961).

Los anfitriones

La segunda edición de la Carrera Don Bosco se convertirá en una oportunidad de encontrarse con dos celebridades del deporte costarricense. Rafael Ángel Pérez Córdoba, obtuvo medalla de oro en las carreras San Silvestre, en Brasil, y Coamo, en Puerto Rico, en los años 70.

Participó en más de 400 carreras nacionales y 220 carreras internacionales, entre ellas en los Juegos Olímpicos de México, en 1968 y Munich,  en 1972. Costa Rica rayó en locura, cuando ganó la San Silvestre, en la noche del 31 de diciembre de 1974.

Es un evento organizado con el fin de apoyar programas juveniles, a partir de las enseñanzas de Don Bosco.

Es un evento organizado con el fin de apoyar programas juveniles, a partir de las enseñanzas de Don Bosco.

El diario La Nación también recuerda el día en que Pérez alcanzó la cima del mundo: “El segundo gran éxito fue el 8 de febrero de 1976, con su triunfo en la media maratón de San Blas de Illescas, en Coamo –repitió el de 1971–. Superó a sus grandes rivales de la época, como el colombiano Víctor Mora, el finlandés Lasse Viren, el etíope Mirus Yifter, el inglés Ron Hill, el belga Gaston Roelants y el azteca Rafael Palomares.

José Luis Molina, por su parte, ganó la medalla de oro en la Maratón Internacional de Los Ángeles y también en la Carrera Internacional Clásica Kerns, además de que llegó tercero en la Carrera Internacional San Blas de Coamo, en Puerto Rico.

Estos dos atletas legendarios acuden  a respaldar un proyecto de bien, que la Asociación de Salesianos Cooperadores de la parroquia San Isidro Labrador realizan con esmero e intensidad.

En el presente mes de enero estarán realizando dos acontecimientos religiosos de especial relevancia. Uno es una novena en honor a San Juan Bosco, entre el jueves 21 y el viernes 29, a partir de las tres de la tarde. A la oración se suma la oportunidad de impartir conocimiento entre los visitantes, acerca de la vida de Don Bosco. Estas son actividades en que las familias pueden participar en juegos y rifas.

El otro acontecimiento es la Semana de Inducción 2016, programada, también, para los días comprendidos entre el 25 y el 29 de enero, conforme lo indica el programa adjunto.

Los salecianos cooperadores realizan una intensa labor de apoyo a los jóvenes de escasos recursos económicos.

Los salecianos cooperadores realizan una intensa labor de apoyo a los jóvenes de escasos recursos económicos.


15 Enero, 2016

Anúnciate Gratis