Asociación Pezeteros se solidarizó con Jonathan Méndez

Imagen: Asociación Pezeteros se solidarizó con Jonathan Méndez

Le entregaron un cheque por 600 mil colones para que el joven tenga su silla de ruedas

Juan Diego Jara A.
prensa@perezzeledon.net

Yocasta Corrales de la Asociación Pezeteros, hace entrega del cheque a Jonathan. La acompañan Guiselle Navarro, madre del joven, Alicia Montero y Fabián Vargas

La Asociación Pezeteros demostró una vez más que las actividades que realizan son por una buena causa. Prueba de ello fue la donación por 600 mil colones que recientemente hicieron a Jonathan Méndez Navarro, de 28 años de edad, quien padece una distrofia muscular progresiva.

Con este aporte, Jonathan podrá amortiguar la deuda que adquirió por la compra de una silla de ruedas que le permite movilizarse mejor y cuyo costo en el mercado oscila los 14.000 mil dólares.De acuerdo con Yocasta Corrales Quirós, tesorera de Pezeteros, el propósito de la asociación es ayudar a las personas que lo necesitan en el cantón. “Siempre organizamos uno o dos eventos al año para recaudar fondos y brindar nuestro aporte”, comentó.

Precisamente, para la recaudación de estos fondos, Pezeteros promovió un concierto con el cantante Balerom el pasado 27 de junio en el bar Gasoytica, el cual fue todo un éxito.

La Asociación Pezeteros la integran unos 30 miembros, y aunque viene funcionando desde hace siete años, es a partir del 2008 que se constituyó formalmente.  Sus asociados se consideran colaboradores y proactivos.

¿Quién es Jonathan? Cuando tenía 11 meses los médicos le diagnosticaron una parálisis progresiva y solamente un año más de vida. Sin embargo, por la gracia de Dios, Jonathan actualmente tiene 28 años, es licenciado en Psicología Clínica e imparte talleres de ética y liderazgo en conjunto con la Pastoral Social para los oficiales de la Fuerza Pública de la región.

No obstante, debido a la severidad de su enfermedad, Jonathan se vio urgido de cambiar de silla de ruedas porque la anterior le afectaba la espalda. Esta nueva silla de ruedas es de un material más rígido que no permite que la espalda se deforme. Además, es de batería y se puede maniobrar como un vehículo.

“Yo siempre he conocido ángeles y estos no tienen alas: son personas que Dios me las  pone en el camino para ayudarme. La verdad estoy muy agradecido con la Asociación Pezeteros, pues gracias a esta contribución, la deuda ahora es menor”, acotó.

Este vecino de barrio San Vicente, en San Isidro de El General, aseveró que el contacto con Pezeteros se dio por medio de su amiga Alicia Montero, quien siempre le ha tendido la mano.

Su madre, Guiselle Navarro, señaló que vive cada día como si fuera el último, y que no se preocupa por el futuro, pues la enfermedad de su hijo siempre ha sido una lucha contra la muerte.

 “Yo a él desde niño le inculqué que una silla de ruedas no es obstáculo para salir adelante y lograr las metas. Desde que nació me he dedicado en cuerpo y alma a que alcance todo lo que quiere hacer”, relató.

El sueño de Jonathan es tener un consultorio propio de psicología clínica para brindar sus terapias a quienes las requieran.


22 julio, 2009

Anúnciate Gratis