Apremia un banco de sangre en Pérez Zeledón

Sangre, Pérez Zeledón.

Carlos L Monge B
prensa@perezzeledon.net

Los frecuentes llamados de auxilio emitidos por los hospitales del Valle Central, debidos al agotamiento de las reservas de sangre, reiteran  la necesidad de que Pérez Zeledón cuente con un sistema de almacenamiento.

Donar sangre no debilita ni engorda. Brinda, en cambio, la satisfacción de haber ayudado a salvar a alguien.

Donar sangre no debilita ni engorda. Brinda, en cambio, la satisfacción de haber ayudado a salvar a alguien.

La necesidad de que el hospital regional Dr. Fernando Escalante Pradilla cuente con un banco de sangre toma mayor actualidad desde que fueron suspendidas las jornadas de donación de sangre que, en los años recientes, fueron lideradas por el empresario local Alejandro Acevedo.

Una jornada de donación de sangre demanda un enorme trabajo y una importante inversión, para conjuntar los aportes de instituciones y empresas necesarios para movilizar al personal y los equipos instrumentales del Banco Nacional de Sangre hasta Pérez Zeledón y enviar el líquido a San José, con la urgencia que amerita.

La Municipalidad de Pérez Zeledón, así como el Club Activo 20-30, han tenido una participación determinante en las jornadas de donación de sangre y de ellas podría esperarse una iniciativa para llenar el vacío que dejan Acevedo y su programa radial El Campo y Más.

Alejandro Acevedo y muchachas del Club Activo 20-30, sumadas a una campaña de donación de sangre.

Alejandro Acevedo y muchachas del Club Activo 20-30, sumadas a una campaña de donación de sangre.

El ideal, sin embargo, es que Pérez Zeledón cuente con los equipos necesarios para recibir y mantener un banco de sangre, para atender sus necesidades y respaldar a otros hospitales del país, durante los días de crisis, básicamente durante las temporadas vacacionales, que es cuando ocurren más accidentes.

El Hospital Dr. Escalante Pradilla cuenta con un equipo especializado de refrigeración, para mantener en buen estado la sangre, pero su capacidad es insuficiente para mantener un banco que dé respuesta a las necesidades de otros hospitales.

Y aunque no hay capacidad para almacenar grandes cantidades, es importante que los generaleños altruistas estén visitando el hospital, para que hagan la donación en el momento oportuno. Hoy es por un desconocido; mañana por un pariente o por uno mismo.

Algunos hospitales del Valle Central suelen quedar sin reservas de sangre. Pérez Zeledón podría ayudarles.

Algunos hospitales del Valle Central suelen quedar sin reservas de sangre. Pérez Zeledón podría ayudarles.

Por iniciativa Acevedo, en los años recientes se realizaron seis jornadas de donación de sangre, con una respuesta tan exitosa, que el Banco Nacional de Sangre extendió a Pérez Zeledón un certificado de agradecimiento. Pero la iniciativa se descontinúa.

Donar sangre no duele, no debilita ni engorda, ni causa efectos secundarios al donante y, en su lugar, produce la sensación de felicidad de estar ayudando a salvar una vida o a recuperar la salud de alguna persona, en algún hospital del país. El Banco la distribuye, conforme a las necesidades más urgentes de cada centro médico.

La oportunidad de donar sangre es válida para todas las personas que se encuentren bien de salud y cuenten con edades entre los 17 y los 63 años.

 


9 Mayo, 2016

Anúnciate Gratis