Ajuste de tarifas es justo, defiende Solís y Mata

Buses Solís y Mata.

Carlos L Monge B
prensa@perezzeledon.net

El ajuste tarifario decretado por la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) a favor de la empresa Solís y Mata, en el pasado mes de junio , es una decisión sustentada en criterios técnicos que se debió venir actualizando desde hace muchos años, defiende el empresario Gilberth Fernández.

Desde que se creó la Aresep, hacía más de veinte años, Solís y Mata no lograba un ajuste tarifario, debido a las diferentes metodologías del modelo de cálculo, argumentó Fernández. “Nunca pudimos accesar a una tarifa justa”, dijo el empresario, hoy, 9 de setiembre de 2016, en conferencia de prensa.

El empresario argumenta que es el primer ajuste tarifario en veinte años y que éste obedece a parámetros técnicos.

El empresario argumenta que es el primer ajuste tarifario en veinte años y que éste obedece a parámetros técnicos.

Fernández convocó a conferencia de prensa para referirse ajuste tributario, por los tintes de carácter político que ha ido tomando y, más en específico, para salirle al paso a una información del diario digital perezzeledon.net, a la cual considera tendenciosa.

La publicación, aparecida el pasado martes (seis de setiembre de 2016), bajo el título “Un aumentazo del 77%; una rebajita de 2,5%”, se refiere a una convocatoria a audiencia de la Aresep, para tratar sobre una rebaja de tarifas, para todas las líneas de buses del país, que es aprovechada por un grupo de líderes locales para manifestarse en contra del aumento de junio.

Fernández expresa que son dos cosas diferentes, que no se deben mezclar, para evitar confundir a la gente. En su lugar, lamenta la posición adoptada por algunos usuarios, que olvidan, por un lado, que las tarifas las define la Aresep (bajo criterios técnicos) y no la empresa y, por otro lado, el beneficio que ha dado la empresa a las comunidades, cuando la han llamado.

Así para cuando le han pedido  crear nuevas rutas de buses para resolver las necesidades de transporte de los habitantes de comunidades alejadas y de difícil acceso; así cuando la han llamado para que les ayude en actividades comunales de bien social.

Fernández defiende que la flotilla está integrada por buses modernos y en excelente estado.

Fernández defiende que la flotilla está integrada por buses modernos y en excelente estado.

Como prueba de la respuesta favorable las necesidades de los pueblos, Fernández cita que de un total de 853 carreras autorizadas (y evaluadas mediante el modelo de cálculo anterior) la empresa aumentó a 1837, el total de carreras (algo que deberá incidir en un próximo cálculo de tarifas).

“Como empresario respeto la legislación. Desgraciadamente, uno es el amigo de todos los pueblos, y todos los pueblos son amigos, hasta que haya un aumento de tarifas”, reprochó.

El ajuste de tarifas dispuesto por la Aresep, para las rutas cubiertas por Solís y Mata en los distritos Pejibaye, Platanares,  La Amistad y sectores de San Pedro y Cajón, fue de un promedio del 77%. Un fuerte golpe, para los usuarios  de escasos recursos económicos, pero que responde a un acumulado de años.

No se vale ofender; tratar de “gajos” a una flotilla de once buses (dos de 2009, uno de 2014 y los demás de 2011. Es una flota muy moderna y muy nueva, defendía Fernández, al recordar que una persona le estaba pidiendo buses más modernos… con asientos reclinables. “Serían buses de otro precio; con lujos, cambia la tarifa”, dijo.

El mantenimiento se da a los buses sistemáticamente, en los propios talleres de la empresa.

El mantenimiento se da a los buses sistemáticamente, en los propios talleres de la empresa.

El empresario lamenta que una decisión técnica haya generado una presión política: conversaciones con el Presidente de la República; una diputada que le ha denegado reiteradamente una audiencia; un funcionario del Consejo de Transporte Público por bus, contando cuántos pasajeros suben en una terminal y cuántos se bajan en la otra, cuántos suben y cuántos bajan en el camino, durante casi veintidós días…

Lo favorece –según expresa- que ese estudio (aparte de que lo libera de que un solo funcionario se encargue de la medición y prolongue una decisión de la Aresep por mucho tiempo) le servirá para un futuro cálculo tarifario, con un nuevo modelo de cálculo. De no usarse ese estudio, estima que lo que corresponde es la demanda.

Defiende que el ajuste tarifario está sustentado exclusivamente en criterios técnicos; que no maneja ni manipula el modelo tarifario; que su empresa hace las inversiones necesarias para que la flotilla se mantenga en óptimas condiciones; que a los buses se les da un mantenimiento sistemático y adecuado; que los buses son modernos (por ley, el autobús más viejo en funcionamiento –de 2009- cumpliría su ciclo de vida en 2024) y que quiere que su empresa siempre sea valorada de buena para arriba.


9 Septiembre, 2016

Anúnciate Gratis