Ahora sí; el Cecudi de Rosa Iris está funcionando

CECUDI Rosa Iris. Inauguración.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

H
oy, lunes tres de noviembre de 2014, entró en funcionamiento el Centro de Cuido y Desarrollo Infantil (Cecudi) de Rosa Iris, en Pérez Zeledón, con cuatro meses de atraso y una población de 48 niños, la mitad de la capacidad para la que fue concebido.

Significa, en otros términos, que se inicia un esperado proyecto de apoyo estatal a las familias de condiciones económicas limitadas, de manera que padres y madres de familia puedan dejar a sus niños de tres meses a seis años y medio, mientras ellos salen a trabajar o estudiar.

El personal que estará a cargo de los niños, en el Cecudi de Rosa Iris.

El personal que estará a cargo de los niños, en el Cecudi de Rosa Iris.

Esta es la primera parte de proyecto concebido, en el mediano plazo, para desahogar la presión socioeconómica que se da en barriadas de clases baja o media baja. Luego serán construidos otro CECUDI y un centro para la atención de personas de la tercera edad.

La construcción del edificio, que fue inaugurado en el pasado mes de abril, comenzó hace dos años, bajo la dirección de la Vice alcaldía de Pérez Zeledón, encargada de buscar soluciones a los asuntos sociales de la comunidad generaleña.

Estos niños, que reciben atención desde hoy en el Cecudi de Rosa Iris, en el distrito Daniel Flores, “se sacaron la lotería”. Los cuidarán, los alimentarán, les darán una formación integral y podrán, por añadidura, disfrutar las casitas, toboganes y hamacas –entre otros juegos- que los enloquecieron el día en que fue inaugurado el edificio, de la manera en que volvió a ocurrir hoy.

Si por la víspera se saca el día, los niños la van a pasar en grande.

Si por la víspera se saca el día, los niños la van a pasar en grande.

Y tendrán la oportunidad de recibir una formación integral, afectiva, social, lingüística, motora y cognoscitiva, según expuso la licenciada Tirsa Loaiza, operadora del centro de cuido, durante el acto de inauguración.

Los acoge un equipo integrado por cuatro licenciadas en educación preescolar y cinco niñeras capacitadas en el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA), que, además, cuentan con el apoyo del personal administrativo.

Al destacar que, en general, el edificio y los equipos del Cecudi cumplen  con las exigencias de la Ley General de Salud y de accesibilidad para las personas con discapacidad, la doctora Giselle Navarro Picado, en representación de la Dirección Regional del Ministerio de Salud, hizo un llamado a los beneficiarios para que cuiden el Cecudi. “Debemos cuidarlo, protegerlo; es un centro de altura para gente humilde. Esta va ser su casa. Las maestras y las asistentes van a ser las mamás de los niños”, expresó.

El Centro de Cuido tiene capacidad para aproximadamente 100 niños (la cantidad se reduce en relación con la cantidad de bebés que sean atendidos, porque estos requieren más espacio y mayor atención) y corresponde al IMAS definir quiénes serán los otros beneficiarios.

La doctora Giselle Navarro pide que quieran y cuiden mucho al Cecudi de Rosa Iris, porque será el hogar de los niños durante los siguientes años.

[soundcloud url=”https://api.soundcloud.com/tracks/175215024″ params=”color=ff5500&auto_play=false&hide_related=false&show_comments=true&show_user=true&show_reposts=false” width=”100%” height=”166″ iframe=”true” /] 


3 noviembre, 2014

Anúnciate Gratis