Agueda Rojas: “Antes solo café con yuca le daban a uno”

Imagen: Agueda Rojas: “Antes solo café con yuca le daban a uno”

Longeva dama de cien años de edad, vecina de Pedregoso de Pérez Zeledón

Juan Diego Jara A.
prensa@perezzeledon.net

Agueda Rojas (izq.) es entrevistada por la periodista Zahyleem Mora, la acompaña su hija Flor Rojas.

Agueda Rojas se vino de Palmares de Alajuela para San Isidro de El General cuando tenía 40 años porque toda su familia ya estaba aquí. Hoy, tiene cien primaveras bien cumplidas.

Desde que llegó se puso a vender flores y con lo que generaba el negocio compraba la comedera. Dice que trajo al mundo ocho hijas, de las cuales las dos últimas nacieron en este pueblo.“San Isidro era fresquitico porque había muchos árboles y las calles de barro. Cuando uno iba a pasear a las casas amigas solo café con yuca le daban a uno”, recuerda entre risas doña Agueda.

Esta legendaria dama cuenta que cuando tenía 9 años su mamá le enseñó a moler el maíz para hacer las tortillas, especialidad que no ha perdido a través de los años.

En cuanto a la venta de flores, relató que la mayoría de las veces caminaba descalza desde Pedregoso hasta Repunta, pues tenía clientes por toda La Trocha.

“San Isidro era caminitos de tierra colorada y en verano pura polvareda… ah, los 15 de mayo aquí había un fiestón”, aseveró.

Doña Agueda cuenta que el secreto para vivir tantos ha sido comer arroz y frijoles con tranquilidad toda su vida.


7 diciembre, 2011

Anúnciate Gratis