Agricultores orgánicos marcan diferencia en Pérez Zeledón

Imagen: Agricultores orgánicos marcan diferencia en Pérez Zeledón

Ofrecen un producto sano, sin agroquímicos

Juan Diego Jara A.
prensa@perezzeledon.net


De izq. a der. Danilo Aguero, Lorena Jiménez y Carlos Naranjo, productores orgánicos en el cantón

Danilo Agüero renunció a los agroquímicos hace 8 años y dice que ha sido lo mejor que pudo haber hecho. Bastó que le dieran un curso de abonos orgánicos en el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA) para que su percepción de ver la tierra cambiara.

Este agricultor orgánico de San Ramón Sur, al igual que otros,  pertenece a la Pastoral de la Tierra, dentro de la cual mantienen una estrecha relación con el medio ambiente.“Todos lo que son nematicidas,  insecticidas,  herbicidas, son sinónimo de muerte. Yo era un productor convencional. Yo produje tomate, chile; incluso, hasta llegué a echar lacnate, vidate, y una vez, de un pronto a otro, empecé a reír, duré media hora y no podía parar. Me impresionó mucho, fue entonces cuando decidí renunciar a los agroquímicos”, expresó Agüero.
 


Los rábanos que producen

Este productor generaleño afirmó que quienes trabajan la agricultura convencional terminan siendo empleados de las casas comerciales, por lo que la agricultura orgánica trata de que el 80 por ciento del producto salga de la propia finca.

“Producimos abono orgánico, lombrices californianas, las excretas de las vacas y demás técnicas sanas que nos permiten aprovechar lo que tenemos”, acotó.

No obstante, Agüero manifestó que en Costa Rica nunca ha existido una reforma agraria que permita a los productores orgánicos surgir. Por ello todo lo que han logrado a la fecha, ha sido con base en esfuerzo propio.

Pero, ¿por qué el agricultor no se anima a incursionar? De acuerdo con Agüero hay muchos vacíos y desconocimiento en el tema, ya que a la mayoría de consumidores no les interesa el producto orgánico, lo cual hace que al inicio sea poco rentable para el productor, quien teme perder toda la inversión que ha hecho.

En cuanto a que la agricultura orgánica es más cara, Agüero indicó que merece serlo. Sin embargo, recalcó que Pérez Zeledón es uno de los lugares donde es más barata.


Y el apio sin agroquímicos

En su finca integral,  Danilo cultiva culantro, tomate, lechuga, rábanos, repollo, vainica, espinaca, entre otros.

Por su parte Carlos Naranjo, otro productor orgánico de Concepción de Daniel Flores, aseveró que decidió cambiar la manera de cultivar la tierra, como una opción de traer dividendos al hogar.

“Antes de trabajar en agricultura orgánica me dedicaba a otros cultivos. Pero debido al curso de abonos orgánicos que recibimos,  nació la inquietud de producir sanamente”, arguyó.

Naranjo destacó que la implementación de esta nueva modalidad le ha traído grandes ingresos, por lo que fue sustituyendo el café y la caña por las hortalizas.


20 febrero, 2009

Anúnciate Gratis