Agoniza el gran aliado de la agricultura

Un agricultor aporrea frijoles.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net  

E
l Consejo Nacional de Producción (CNP), el gran aliado de los agricultores en tiempo de abundancia y de los consumidores en tiempo de escasez, está viviendo una grave crisis económica que lo amenaza con el colapso.

“No podremos pagar a los agricultores proveedores de Programa de Abastecimiento Institucional (PAI) a tiempo, ni cubrir las obligaciones ordinarias, si no contamos con recursos frescos en las próximas semanas”, previene el presidente ejecutivo del CNP, William Barrantes Sáenz.

Los silos salvadores en tiempos de crisis.

Los silos salvadores en tiempos de crisis.

El CNP está haciendo un llamado urgente al Ministerio de Hacienda, en estos días finales de junio de 2013, para que aporte los fondos necesarios para enfrentar una crisis que se le está presentando, a pesar del esfuerzo realizado durante el último año para lograr el equilibrio financiero, revela un comunicado de la institución.

El CNP fue creado en 1956 para intervenir en el mercado, con el fin de garantizar la seguridad alimentaria, beneficiando a los productores y a los consumidores, de acuerdo con las circunstancias que se fueran presentando.

Dentro de esa perspectiva,  el CNP ha logrado promover la competitividad y la sostenibilidad de las actividades agropecuarias, poniendo bienes y servicios a disposición de los productores agrícolas. Su intervención fue determinante a inicios de la década de los setenta, para evitar la quiebra de miles de agricultores, debido a la abundancia. Por aquellos días, la producción de granos básicos fue tanta, que los agricultores hubieran tenido que regalarlos o botarlos, si el CNP no se los hubiera comprado.

En el sentido inverso, durante la gran crisis de inicios de los años ochenta, en que Costa Rica se vio precisada a abandonar los compromisos con los organismos financieros internacionales, el CNP volvió a ser determinante para evitar el desabastecimiento de alimentos. Los consumidores costarricenses tuvieron que hacer filas interminables en los “estancos” del CNP para comprar productos (racionados) que, en la otra acera, estaban siendo acaparados por los comerciantes.

Emblema de una estrategia para defender a los productores.

Emblema de una estrategia para defender a los productores.

El CNP ha sido determinante en la búsqueda de equilibrio para los productores y los consumidores. Pero a mediados de los años 90, el entonces presidente de la República fue obligado a cerrarlo, en uno de los más dramáticos episodios políticos que ha vivido Costa Rica, para evitar la represión de los organismos financieros.

No se le cerró del todo; se ha venido dando un proceso de reacomodo; y en la actualidad, ejerce un liderazgo inapelable con el Programa de Abastecimiento Institucional (PAI). Pero “… no podemos pagar a los agricultores proveedores del PAI a tiempo, ni cubrir las obligaciones ordinarias, si no contamos con recursos frescos en las próximas semanas”, advierte el Presidente Ejecutivo del Consejo. El PAI es un programa que está permitiendo a los productores de frijoles y maíz defenderse de los intermediarios, importadores de productos baratos que llegan inclusive de los lejanos países asiáticos.

Barrantes explica que la situación se presenta a pesar del esfuerzo realizado durante el último año para lograr el equilibrio financiero. “Las acciones ejecutadas han permitido bajar los gastos operativos en 1700 millones de colones. Sin embargo, aún se mantiene un déficit de caja cercano a los 200 millones de colones mensuales”, revela el funcionario.

 

La foto de entrada es de latroja.coecoceiba.org


23 junio, 2013

Anúnciate Gratis