Afloran soluciones para los frijoleros

Presidentes de las asociaciones de productores de granos básicos de Pérez Zeledón y Buenos Aires.

Carlos L Monge B
prensa@perezzeledon.net

En el papel, se podría decir que los productores de granos básicos de Pérez Zeledón y Buenos Aires sacaron una buena tajada, con la presente cosecha, y hasta montaron una comisión que se encargue de colocar en el mercado la próxima; pero están lejos de contar con una medida sostenible.

 

Las soluciones llegaron tras reiteradamente anunciado desfile de protesta.

Las soluciones llegaron tras reiteradamente anunciado desfile de protesta.

Una providencial iniciativa de la diputada generaleña, Rosibel Ramos, les permitirá tener ganancia con los 20 mil quintales de frijoles que se encuentran en bodega, al cabo de meses de casi cinco meses de tensiones, tras una serie de gestiones realizadas durante la tarde de ayer -11 de febrero de 2016- en la sede regional del Ministerio de Agricultura y Ganadería, en San Isidro.

El Programa Abastecimiento Institucional del Consejo Nacional de Producción les comprará 2.500 quintales adicionales, a razón de 48 mil colones el quintal, con el fin de colocarlos en los comedores de los centros educativos, y la Asamblea Legislativa tramitará por la vía rápida una ley para que el MAG cuente con recursos para indemnizar a los agricultores por los otros 17.500 quintales de frijoles.

Con ese apoyo, los productores de frijoles podrán negociar con los industrializadores y comercializadores  los frijoles que les quedan y la diferencia que haya entre el mejor precio logrado y los 38 mil colones, será cubierta por la hacienda pública.

Las soluciones llegaron tras reiteradamente anunciado desfile de protesta.

Las soluciones llegaron tras reiteradamente anunciado desfile de protesta.

Los jefes de fracción de los partidos Liberación Nacional, Unidad Social Cristiana, Acción Ciudadana y los llamados “cristianos”, se solidarizaron con los agricultores, y prometieron su apoyo, ante los llamados de la diputada Ramos, notablemente influyente desde su cargo como presidenta de la Comisión de Asuntos Hacendarios.

Este capítulo termina con visos de cuento de hadas. Los agricultores adscritos a la mayoría de las asociaciones de productores tendrán resuelto el problema (si todo sale bien, y no antes de que hayan pasado algunas semanas) de que no estaban teniendo ingresos de dinero de ninguna parte.

De manera paralela, ministro de Agricultura, Luis Felipe Arauz, pudo dormir tranquilo después de meses de una angustia que de alguna manera se parece a la que vive un padre de familia cuando ve a sus hijos llorar… y no hay dinero.

Esta “salida olímpica” de la diputada Ramos se concretó en el transcurso de la tarde, tras la manifestación realizada durante la mañana por unos quinientos agricultores, quienes viajaron en caravana –primero en buses y automóviles y después a pie- desde sus alejadas comunidades. Su manifestación consistió en un desfile a ritmo lento, por un trecho de la carretera interamericana y el centro de San Isidro, que impactó pero no causó roces ni mayores inconvenientes.

El puente peatonal de Daniel Flores fue el punto de partida para la caminata.

El puente peatonal de Daniel Flores fue el punto de partida para la caminata.

La actitud de las fuerzas policiales –la Fuerza Pública y la Policía de Tránsito- fue la típica del actual Gobierno de la República: de acompañamiento a los manifestantes, para evitar incidentes.

La manifestación tuvo una particularidad nunca vez vista, en Pérez Zeledón, al menos durante los últimos años. El alcalde (electo), Jefrey Montoya, se sumó a los agricultores y se mantuvo cerca de los presidentes de las asociaciones de agricultores, a lo largo del recorrido.

También destacó el liderazgo de la Unión de Productores Independientes y Actividades Varias (Upiav), una poderosa organización que aglutina a ocho mil asociados, en Pérez Zeledón y Buenos Aires.

Un puntalito, porque las cosas van para largo. La hora de almuerzo, en el campo, es a las nueve, porque la jornada comienza con el alba.

Un puntalito, porque las cosas van para largo. La hora de almuerzo, en el campo, es a las nueve, porque la jornada comienza con el alba.

A la solución que encontraron ayer, los agricultores sumaron puntos a su favor, y la de todos los productores de maíz y frijoles del país, como la constitución de una Comisión Nacional de Granos Básicos, integrada por representantes del Gobierno, los productores y los comercializadores, con el fin de buscar soluciones a las necesidades de colocar la próxima cosecha de frijoles. Para este efecto, en específico, se volverán a reunir en agosto.

Con el acuerdo adoptado ayer parecen asomar  visos de solución para los agricultores, pero éstos saben que también deberán adoptar acciones conjuntas y en grande, si quieren evitar las crisis sintomáticas. Analizan la posibilidad de convertir sus asociaciones en cooperativas (que les darían ventajas en la adquisición de los insumos) y la conformación de un consorcio que les de fortaleza para la compra de insumos, la importación, industrialización y comercialización, un “nuevo” concepto de producción que los metería en la competencia.


12 febrero, 2016

Anúnciate Gratis