Abundante apoyo académico pero falta articular lo demás

Académicos y funcionarios reunidos en la Uned, centro de Región Brunca, para conocer los logros de un programa que vienen desarrollando las cuatro universidades estatales, orientado a buscar soluciones a la difícil situación económica que está viviendo la zona sur.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

E
l apoyo que brindan las universidades estatales al desarrollo de los cantones de la Región Brunca está llegando a raudales, pero los logros alcanzados vuelven a poner sobre la mesa la distancia que existe entre la academia y la materialización de los proyectos.

Con la amalgama institucional, en que también se trata de involucrar a las dependencias e instituciones gubernamentales, lo que se quiere es llevar a la Región Brunca a dar “un salto cualitativo… a través de la ejecución de proyectos que impacten de forma positiva el desarrollo”.

Pero entre los propios académicos existe conciencia de que el trabajo que vienen realizando las universidades Nacional (UNA), de Costa Rica (UCR) y Estatal a Distancia (UNED) , así como el Instituto Tecnológico de Costa Rica (ITCR), se debe articular con las instituciones estatales que se ocupan del socio desarrollo, si lo que se quiere es dar un giro a la situación que se está viviendo en la región más marginal de Costa Rica.

Ana Montero, directora del centro Región Brunca de la Uned, rinde cuentas sobre el trabajo realizado por la Comisión Regional Interuniversitaria Pacífico, ante representantes de las instituciones públicas de la Región Brunca.

Ana Montero, directora del centro Región Brunca de la Uned, rinde cuentas sobre el trabajo realizado por la Comisión Regional Interuniversitaria Pacífico, ante representantes de las instituciones públicas de la Región Brunca.

Las universidades, integradas en la Comisión Regional Interuniversitaria Pacífico Sur (CRI-SUR), vienen desarrollando un Programa de Regionalización Interuniversitaria, propiciado por el Consejo Nacional de Rectores (Conare) mediante comisiones que funcionan en cada una de las cinco regiones  en que –en este aspecto- conforman el país.

Estas comisiones, a su vez, forman parte del Consejo Regional de Coordinadores de la Región Brunca, integrado por los directores de las instituciones públicas de la Región Brunca y lo lidera  el Ministerio de Planificación Nacional (Mideplan) que, a su vez, no tiene dirección regional en la Región Brunca o al menos no en Pérez Zeledón.

Aquí hay de todo; en sus reuniones de una vez al mes, como la de hoy viernes 12 de abril de 2013, en la sede Región Brunca de la UNED, es posible encontrarlos a todos juntos intentando encontrar vínculos de afinidad y afecto, para integrarse en alguno o algunos de los proyectos que surgen desde las propias comunidades. Pero, ¿Son los alcances lo deseable: cuatro universidades estatales juntas más la suma de todas las instituciones, para generar un proyecto de helados de rambután y otro de cartones de huevos?

El aporte de las universidades, desde que comenzó a funcionar la Comisión Interuniversitaria Pacífico Sur, es enorme: foros, talleres, reuniones académicas y una propuesta para el Plan de Desarrollo del Sur sustentada en una compilación de informes de “todos los planes” de las instituciones de la Región Brunca.

Pero falta pasar del hecho al trecho: la parte que le corresponde a cada uno –en partes iguales y juntos, pero no revueltos- de los otros sectores que se necesitan para que el engranaje funcione  parejo y en un mismo sentido: el productivo, el de obra pública, el financiero, el comercial. E ir a lo concreto.

La Comisión Interuniversitaria concentró su atención en los cinco cantones del sur de la provincia de Puntarenas, porque se encuentran sumidos en una profunda problemática socioeconómica. La gente se está yendo por falta de fuentes de empleo; el índice de desarrollo social está en el suelo.

Los dirigentes de las universidades tomaron la iniciativa de proyectar la academia al campo social y, en este sentido, se ha venido desarrollando un amplio proceso de formación técnica y profesional que genera ideas y convicciones a los líderes y empresarios locales, pero, así como lo dice el rector de la UNED y coordinador del Conare, Luis Guillermo Carpio, se requiere articular el esfuerzo académico con el quehacer de las otras instituciones.

 

En la foto de entrada: Académicos y funcionarios reunidos en la Uned, centro de Región Brunca, para conocer los logros de un programa que vienen desarrollando las cuatro universidades estatales, orientado a buscar soluciones a la difícil situación económica que está viviendo la zona sur.


12 abril, 2013

Anúnciate Gratis