A todos les irá llegando el Ministerio de Salud

Pulpería Invu

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

U
no a uno, y sin excepciones de ninguna naturaleza, los propietarios o representantes de todos los establecimientos a donde llegue público deberán cumplir con las disposiciones de la Ley General de Salud y, de paso, también con lo que manda la Ley 7600 sobre la igualdad para las personas con discapacidad.

Son frecuentes las quejas de que el Ministerio de Salud estruja a unos y a otros no y mayor es la protesta cuando la orden sanitaria recae sobre el de la pulpería a donde nunca llega una persona con discapacidad a comprar y menos a solicitar el servicio sanitario.

Pero el Ministerio de Salud rechaza la idea de que se haga diferenciación alguna, en el tiempo de aplicación de la ley, como no sea porque no se visita a todos, por parejo, debido a que se da prioridad a los establecimientos de más riesgo o porque existe alguna denuncia en particular.

“Los responsables no deben esperar la visita del Ministerio de Salud para cumplir los requisitos”.


Dura lex sed lex (la ley es dura, pero es la ley) decían los viejos romanos y así como puede ser popular la clausura del negocio de un ricachón o una empresa advenediza, aunque sea con mucha tristeza también a los modestos pulperos les va a ir llegando el turno. Por liviandad es que han ocurrido dramas tan dolorosos, como el incendio que ocurrió a inicios del presente mes de febrero de 2013 en Puriscal.

Así para el que incumpla las normas de higiene o seguridad para los visitantes; así para los que contravengan las normas sobre accesibilidad; así hasta para los que olviden poner un rótulo en que se advierta que está prohibido vender cigarrillos a menores de edad.

De acuerdo con datos suministrados por el doctor Gustavo Rodríguez Herrera, los funcionarios del  Área Rectora de Salud de Pérez Zeledón visitaron durante el año 2012 un total de 836 establecimientos, lapso durante el cual giraron 382 órdenes sanitarias orientadas a corregir diferentes inconsistencias. Al cabo de los tres meses que se les dieron de plazo para que lo cumplieran, fueron clausurados 46 establecimientos.

Explica el Dr. Gutiérrez, director del Área Rectora, que se ha dado prioridad a los establecimientos  donde hay más riesgo, como las industrias, sodas y restaurantes y que han sido menos las visitas a otro tipo de establecimientos, donde el riesgo es menor, como las ferreterías o las pulperías. Pero si no se les ha visitado a todos, es por “limitaciones institucionales”, afirma el funcionario.

“Es importante recalcarle a usted y a la opinión pública, que durante las inspecciones se revisan todos los aspectos normativos, desde físico sanitario, hasta acceso (Ley 7600) y control de tabaco (Ley 9028) de una sola vez, es decir, realizamos una visita integral para valorar el cumplimiento de todo lo que nos compete”, manifiesta el Dr. Rodríguez.

De acuerdo con el funcionario, si existen en estos momentos establecimientos funcionando que no cumplen con acceso o alguna otra cuestión, es porque todavía no los han visitado.

Pero el funcionario reiteró que el cumplimiento de las leyes no debe estar sujeto a la visita del Ministerio de Salud, sino a la buena disposición de las personas en acatarlas. “Los responsables no deben esperar la visita para cumplir los requisitos, por lo que si la ciudadanía desea ser parte del proceso, solo debe presentar la formal denuncia de un supuesto incumplimiento en nuestras oficinas para programar una visita”, manifestó.

 

Foto: Al Minisúper del INVU El Clavel sólamente le tocó su turno.


26 febrero, 2013

Anúnciate Gratis