85% de los conductores manejan a 74 kilómetros por hora

En los 9 kilómetros de San Isidro a Palmares han fallecidounas 37
personas por el irrespeto a los límites de velocidad

Xinia Zúñiga Jiménez
xinia@perezzeledon.net

De acuerdo a un operativo coordinado entre el Director Regional de la Policía
de Tránsito, Raymond Mejías Cruz y la Fuerza Pública de
Pérez Zeledón, el 85% de los conductores irrespetan los 40 kilómetros
por hora permitidos en el tramo San Isidro-Palmares, en donde ya muchas familias
han sufrido la pérdida de un ser querido.Para determinar esta irregularidad, los oficiales se vistieron de civiles
y se colocaron en puntos estratégicos como en los kilómetros
136 y 138, en donde se logró determinar que el 85% de los vehículos
circulan casi al doble de la velocidad permitida, es decir, 73.66% kilómetros
por hora.

El control se realizó a un total de 190 vehículos de todo tipo,
así como en ambos sentidos de la vía, en donde se determinó una
velocidad mínima de 29 kilómetros por hora y una máxima,
que dicho sea de paso, alarma a los oficiales, de 105 km/h.

Referente a las deficiencias captadas en el operativo, se destacó que
las paradas de los autobuses están mal confeccionadas pues para los
giros los buses tapan y ocurren accidentes; por eso, se recomienda cambiarlas
al lado sur de donde se ubican en la actualidad, con el fin obtener una mayor
visibilidad; también se determinó la falta de marcación
vial.

Velocidad disminuye con presencia de oficiales

Debido a que la mayoría de conductores que manejan a una velocidad
no permitida la disminuyen cuando hay presencia de oficiales y cuando no, conducen
a su antojo, es que surgió la necesidad de que en el operativo los funcionarios
de ambas instituciones se vistieran de civiles, lo cual dio excelentes resultados.

La Policía de Tránsito ha insistido una y otra vez en que lo único
necesario es ser precavido para evitar más muertes en estos 9 kilómetros,
pero al parecer las recomendaciones no han sido escuchadas.

Para anotar un ejemplo, antes de la ampliación a cinco carriles, cuando
sólo habían dos vías que medían 6 metros de ancho,
los vehículos en fila tardaban más de 45 minutos; sin embargo,
de acuerdo a un estudio realizado, quienes conduzcan de San Isidro a Palmares
respetando los 40 kilómetros por hora, tardan únicamente 7 minutos
y medio, pero a pesar de estas ventajas, las recomendaciones no han sido respetadas.

Por otro lado, según el Artículo 82 de la Ley de Tránsito,
los conductores que sobrepasen los límites de velocidad establecidos
por las autoridades correspondientes, se convierten en conductores temerarios
y se exponen a la suspensión de la Licencia de Conducir, así como
a una multa de 20 mil colones.

Mayor precaución de peatones

Existen opiniones encontradas con respecto a la educación vial para
los peatones, ya que algunas personas con quienes hemos conversado, consideran
que es difícil atravesar 22 metros sin puentes peatonales ni semáforos.

Sin embargo, otros opinan que hay gente muy imprudente, quienes no se esperan
a que los vehículos pasen y arriesgan su vida al cruzar en medio de
los autos.

La Policía de Tránsito hace un llamado a los peatones en este
sentido, para que no confundan la distancia y la velocidad, ya que un vehículo
podría venir a un exceso de velocidad que aunque el peatón considere
que tiene tiempo de cruzar, no siempre será así.

No obstante, como lo indica el operativo entre el Tránsito y la Fuerza
Pública, no toda la culpa se le puede adjudicar a los peatones, ya que
existe un estudio en donde un 85% de los conductores está manejando
casi al doble de la velocidad permitida, en un tramo que ya muchos llaman “Los
9 kilómetros de la muerte”, calificativo que sin duda ha dejado
mucho luto y dolor por los accidentes y secuelas que estos han dejado.

Por lo tanto, la Fuerza Pública y la Policía de Tránsito
insisten en que tanto conductores como peatones pongan de su parte y contribuyan
a disminuir los accidentes de tránsito, porque la ampliación
de una carretera como esta debería significar desarrollo para un cantón
y no una desgracia para muchos que han perdido a seres queridos, lo cual no
se repone con nada.


12 Mayo, 2006

Anúnciate Gratis